El IS 300, de Lexus: un auto que, por su tecnología, ya es un ícono

Lexus IS 300: el nuevo sedán de lujo que ya es un ícono

Por su autenticidad, su innovación tecnológica —reflejada en la telemática y la conectividad—, la potencia de su motor 4 en línea, sus 241 caballos de fuerza, su preciso sistema de seguridad y su diseño deportivo, el sedán de lujo Lexus IS 300 llega a México como un ícono.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Para que un auto sea considerado un emblema es necesario que se lo gane con el tiempo o que haga su primera aparición con contundencia. El nuevo sedán de lujo Lexus IS 300 y su versión IS 300 Premium han llegado al mercado mexicano con la certeza de ser ya un ícono automotriz gracias a su autenticidad, innovación tecnológica, ingeniería, estilo deportivo, sistema de seguridad y la potencia de su motor.

La armadora japonesa ha desarrollado este sedán inspirado en la libertad deportiva; este auto se adapta perfectamente tanto a los traslados citadinos como a largos viajes por carretera con su modo de manejo sport. Amigable con el medio ambiente, el IS 300 es potente. Certificado como vehículo de emisiones ultrabajas, su motor turbo con interenfriador de 2.0 litros tiene cuatro cilindros en línea. De transmisión automática Sport Direct-Shift, con ocho velocidades y paleta de cambios al volante, la potencia de este auto se ve reflejada en una aceleración de hasta 241 caballos de fuerza y tracción trasera que se combina con una suspensión delantera de doble horquilla. Su alcance puede ponerse a prueba en tres distintos modos de manejo: ECO, para un máximo rendimiento; normal, para una conducción balanceada, y sport, para disfrutar un manejo más deportivo.

Ícono tecnológico, el sedán de lujo destaca por su conectividad y telemática, reflejadas en su unidad de navegación satelital 17 CY + Lexus Multimedia System, que está conformado por una pantalla táctil de 10.3 pulgadas a color y un panel táctil remoto que cubre cualquier necesidad de información y entretenimiento, además de que permite visualizar mejor en reversa, gracias a su cámara trasera. También cuenta con el sistema Wired CarPlay, conexión bluetooth, y con Android Auto. Por si fuera poco, el IS 300 tiene su propia aplicación, Lexus App, con funciones como el encendido del motor y facilidades para agendar un servicio mecánico, revisar el estado del automóvil y recibir alertas. En cuanto al entretenimiento, el auto está equipado con un sistema de audio premium de diez bocinas y subwoofer.

Emblemático en cuanto a estilo, el nuevo sedán de lujo presenta un diseño aerodinámico con líneas que suman carácter al automóvil y maximizan su rendimiento. Este perfecto balance entre potencia y elegancia puede verse en detalles como el quemacocos, los asientos delanteros tapizados con piel que cuentan con calefacción y ventilación, el sistema de aire acondicionado por zonas, los rines de 18 pulgadas y, en el caso de la versión IS 300 Premium, faros LED HIGH para ver el camino con precisión. Tiene también un sistema de limpiaparabrisas con sensor de lluvia y control de garaje, detalles tecnológicos que cuidan de sus tripulantes.

El IS 300 es, además, un ícono de la seguridad y sobresale por el Lexus Safety System. Entre las herramientas que presenta el sedán de lujo están el Pre-Collision System, que previene al conductor de eventuales choques al detectar peatones, ciclistas y otros vehículos en el camino, así como el Sistema de Monitoreo de Punto Ciego, que aumenta la percepción del camino con un sistema de radares inteligentes, capaces de alertar al conductor de los vehículos que crucen por puntos de poca visibilidad. El Lane Departure Alert es un avanzado sistema de monitoreo y control, disponible tanto para el Lexus IS 300 y el IS 300 Premium, que, a través de sensores, monitorea las marcas visibles de los carriles y mantiene el carro en la línea correcta.

 Este auto es para quienes saben qué camino tomar, lejos de los convencionalismos. Lexus IS 300 ha tomado la vía de la contundencia.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.

You cannot copy content of this page