Un ritual de café circular con Nespresso - Gatopardo

Un ritual de café circular con Nespresso

¿Qué pasaría si recurrimos a un acto cotidiano como tomar café como un vehículo de cambio social y medio ambiental? A través de pequeñas acciones, como escoger tu cápsula de café, colocarla en la máquina de Nespresso y presionar un botón para tener una bebida de calidad inmejorable, es posible ser parte de grandes cambios.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Sin importar si es el primer instinto al despertar, el maridaje perfecto para el desayuno o el colofón de sabor después de la comida, cuando se trata de café, todos tenemos nuestro propio ritual. Aunque es cierto que la taza perfecta es distinta para cada persona, para la comunidad Nespresso el mejor café no es sólo una cuestión de calidad y sabor, sino también de las decisiones que se toman dentro de la empresa para convertir una taza en una experiencia extraordinaria y circular.

Poner al alcance de sus consumidores un café con los máximos estándares de calidad –con los que sólo entre el 1% y el 2% de la producción de café en el mundo cumple–, el mejor sabor e intensidad todos los días, es el cometido que prevalece en Nespresso desde hace más de treinta años. Sin embargo, actualmente la sustentabilidad se ha transformado en un pilar transversal dentro de la compañía para seguir creciendo, para llevar más y mejor café a todo el mundo, pero a la vez, para generar valor compartido en todos los segmentos de su cadena de producción. En entrevista con el director general de Nespresso en México, Carlos Oyanguren, la conversación dejó ver que para mantener, y con el tiempo enriquecer, el carácter de su café se tienen que hacer compromisos con el medio ambiente y con su comunidad.

“Nosotros no vamos a poder seguir creciendo si no hay más café de más calidad. No es altruismo, es creación de valor compartido en el sentido amplio de que si a ti te va bien como agricultor en el principio de la cadena de valor y después a nosotros nos va bien con ese café, nosotros podemos reinvertir ahí. Entonces ellos van a ver el beneficio, van a querer seguir cultivando café, va a haber más como ellos, van a crecer y va a haber más café de calidad. La preocupación más grande que podríamos tener es que no tengamos café para poder alimentar nuestro crecimiento o que tuviéramos que sacrificar la calidad de nuestro café para seguir creciendo. Ése es uno de nuestros retos más importantes”.

Bajo esa óptica, el pasado 23 de febrero, en el centro comercial Antea de Querétaro, Nespresso de México celebró la inauguración de su segunda boutique in box en el país. Con esta apertura, México se convirtió en la único país en contar con dos de las cuatro en su tipo que existen en todo el mundo. Se trata de un concepto de tienda diseñado para hacer eficiente el uso de energía y de materiales sustentables, así como para compartir la visión cero emisiones de carbono de la empresa con su comunidad e incentivar el reciclaje de sus cápsulas.

Al reciclar las cápsulas de aluminio de Nespresso se ahorra un 94% del costo energético. Mientras que los restos de café se convierten en composta natural y el aluminio es empleado para elaborar nuevas cápsulas u objetos de metal, como plumas y bicicletas, esta última acción se vuelve fundamental para cerrar el círculo. Es un viaje que sólo es posible con la participación de los consumidores, en el que las cápsulas tienen una nueva vida una y otra vez. “Cada vez estamos reciclando más cápsulas y necesitamos que todos nuestros consumidores pongan de su parte trayéndolas aquí a la boutique. Para los que compran en línea también hay alternativas para que puedan reciclar desde casa”, explica Carlos.

Por otro lado, para hacer realidad sus más de sesenta variedades insuperables de café –todas reciclables–, Nespresso trabaja en comunidades cafetaleras desde Indonesia, pasando por el Congo en África, hasta la comarca ixhuateca de Veracruz en México y el área de Aguadas en Colombia. Naciones que forman parte del Cinturón Verde de Café, la franja territorial entre el trópico de Cáncer y el de Capricornio en la que se cultiva el café verde.

A lo largo de esta región, la más relevante en el cultivo del café, también se ha logrado un impacto social a través de programas como Reviving Origins y AAA, en alianza con Rainforest Alliance, una organización internacional sin fines de lucro que trabaja en la intersección de los negocios, la agricultura y los bosques. Respecto de este, Carlos explica: “Trabajamos de la mano con agrónomos y con agricultores para poder ayudarlos a mejorar su productividad con mejores prácticas y para asegurar que podamos tener acceso a ese café de mejor calidad pagamos siempre por arriba del mercado”.

Así, llevar una experiencia extraordinaria de café internacional a México garantiza a su vez la exportación de café mexicano a Europa y el resto del mundo. Y recorrer distintos continentes es posible degustando los sabores de café Nespresso. Intenso, balanceado o suave, para decir cosas con cariño o para un momento de sosiego en soledad; cada persona tiene su ritual favorito para acompañar a la taza de café perfecta. Pero cuando se trata de café Nespresso el ritual tiene una circularidad que termina con el reciclado de sus cápsulas para ir más allá del sabor y llegar a lo significativo: hacer de cada taza más que una experiencia gustativa, una de calidad superior que únicamente es probable si existe un sentido de responsabilidad comunitaria y medio ambiental.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.