La evolución del coronavirus
¿Podría convertirse en emergencia mundial?
enero 29, 2020

El 16 de enero la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta epidemiológica por una nueva cepa de coronavirus. Identificada inicialmente en Wuhan, China, el organismo reporta hoy 7,736 casos en China, y casi 100 alrededor del mundo, con 132 muertes confirmadas, cuatro de éstas fuera de la zona cero de la epidemia. La organización también ha confirmado casos en Estados Unidos, Japón, Francia y Australia.

A pesar de que inicialmente el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), creado en respuesta al virus, no había alcanzado un consenso sobre si la epidemia es una emergencia sanitaria internacional (también conocida como PHEIC, por sus siglas en inglés), el 30 de enero la OMS declaró esta epidemia como PHEIC. Las PHEIC se declaran cuando un evento de salud pública requiere una respuesta coordinada, con planeación de varias naciones. La primera vez que se activó una fue en 2009, durante la pandemia de H1N1, que comenzó en México.

coronavirus

Mapa con zonas afectadas por novel coronavirus. / vía WHO.

El coronavirus no es precisamente nuevo. “Los virus mutan frecuentemente y los grandes cambios generan una composición totalmente distinta”, explica la Doctora en ciencias y especialista en epidemiología Guadalupe Soto Estrada. “El virus comparte características con los virus del SARS, que ocurrió en 2003, y con el MERS de 2012. Son de la misma familia pero tienen componente a nivel genético que los hacen distintos”. SARS significa Severe Acute Respiratory Syndrome, y su epidemia a inicios del siglo provocó la creación de las PHEIC.

Esta nueva cepa es llamada novel coronavirus (también 2019 nCov), y no se había identificado antes en los humanos, pero hoy es transmisible entre nosotros. 

Los síntomas, similares a los de una gripe o influenza, incluyen fiebre y problemas respiratorios que pueden volverse más serios y convertirse en neumonía o, en el peor de los casos, llevar a la muerte. “La afectación principal es en adultos y mayores de 60 años. El coronavirus s afecta a los niños, salvo con resfriados muy leves sin muchas complicaciones. El riesgo de fallecer es mayor entre más edad se tenga”, explica la Soto.

De acuerdo a Dr. Tedros Aghanom Ghebreyesus, director de la OMS, la situación del novel coronavirus escaló sin precedentes, y con la cantidad de infectados rápidamente en ascenso, hoy esta es considerada una PHEIC. “No sabemos qué daños este coronavirus podría hacer de esparcirse en un país con un sistema de salud más débil. Debemos actuar ahora para prevenir esa posibilidad. Por estas razones declaro una emergencia de salud de preocupación internacional [PHEIC] por el brote global de coronavirus” declaró el Dr. Aghanom.

epidiemia-coronavirus-china-wuhan

Guangzhou, China. Ciudadanos utilizan máscaras para protegerse de los nuevos virus. Enero 22, 2020. / Getty Images

En conferencia de prensa, el Dr. también puntualizó que esta medida no es por la repuesta China hacia el problema (de hecho, el director de la OMS aplaudió la cooperación y rapidez de actuar del país chino), sino por lo que está sucediendo en otros países. 18 naciones tienen casos confirmados de novel coronavirus, aunque ni una muerte ha sido registrada fuera de China, y también se han confirmado cuatro contagios de contacto humano a humano, lo cual significa que personas no inicialmente expuestas al virus en Wuhan (sin un historial de viaje a la zona) ahora lo han contraído.

México no tiene casos de novel coronavirus confirmados y la Dra. Soto apunta que ninguna otra cepa de coronavirus, como el SARS o el MERS llegaron al país. “Por el momento en México no hay preocupación […]. Tenemos un buen sistema de vigilancia y se notifican los casos sospechosos, que se aíslan para determinar si es la enfermedad y si se ha podido propagar”.

Por su parte, el gobierno Chino coopera abiertamente con la OMS, compartiendo datos y asumiendo las medidas necesarias para la contención del virus. Hasta hoy, está prohibido entrar y salir de la ciudad de Wuhan, mientras que servicios como transporte público y tráfico aéreo están suspendidos. Otras ciudades de China también tienen servicios limitados. De acuerdo a The Atlantic, el gobierno chino tiene a alrededor a varios  millones de personas de varias ciudades en un estado de cuarentena.

Esta medida fue clave para la designación de PHEIC. La Dra. Soto explica que estas medidas son para ver “cómo responde el virus ante estos cierres de ciudades de China”. Al no ser suficientes, especialmente en el panorama global, la designación de emergencia mundial es más que pertinente. A pesar de esta nueva e importante consideración, el Dr. Tedros especificó que “No hay razón para tomar medidas que interfieran de forma innecesaria con comercio y viajes internacionales. Hacemos un llamado a todos los países para tomar decisiones consistentes y basadas en evidencia”. El director también afirmó que, aún más importante que la designación, se debe prestar especial énfasis a las medidas preventivas para no propagar el virus, disponibles en la página web de la OMS

La designación a estas alturas probablemente tiene que ver con el severo daño público que este nombramiento puede causar, especialmente cuando  la bolsa de valores ya resintió caídas en inversiones y bajas compras de bienes estables como petróleo. 

Por último, es importante analizar el rol que puede tener el gobierno Chino en la prevención de este virus. La epidemia de SARS en 2003 fue especialmente dañina porque el gobierno escondía datos a la OMS, y aunque hoy el Dr. Tedros Aghanom de la OMS aplaude la cooperación del Estado, las medidas de cuarentena son percibidas como excesivas e inhumanas, provocando estantes vacíos en supermercados y desbasato de bienes básicos. Actualmente China construye rápidamente un hospital con capacidad de recibir a miles de enfermos por el virus, y parece estar cooperando completamente con la comunidad mundial, pero en el contexto de un gobierno especialmente conocido por la censura y bloqueo de información, es importante observar estas respuestas, que de acuerdo al médico y escritor James Hamblin: “Dependen de que la gente sea transparente y honesta. Cualquier Estado que siembre desconfianza en la ciencia y el periodismo, se pone a sí mismo y al mundo en riesgo”.

Gatopardo Recomienda

Ver Más