¿Por qué es tan grave liberar Co2 a nuestra atmósfera?

¿Por qué es tan grave liberar Co2? – Esta es la historia de nuestra atmósfera

La atmósfera de la Tierra solo fue posible gracias a una larguísima serie de eventos y coincidencias afortunadas que no se repitieron en ningún otro planeta a lo largo de miles de millones de años. Somos el único planeta azul, poseedor de un equilibrio frágil y excepcional entre el espacio y la biosfera.

Tiempo de lectura: 4 minutos

En el espacio, en el brazo de una galaxia, hay un sistema solar que se mueve a 220 km por segundo junto con todos sus vecinos. En ese remolino luminoso, el tercer planeta es una bella canica azul, nuestra casa, que llamamos Tierra. En el contexto cósmico somos una minúscula piedra con agua, pero en nuestro contexto histórico y parafraseando a Carl Sagan, en esa pequeña “mota de polvo azul” lo esta todo, lo que ha sido, lo que ahora es y lo que será. Sin embargo, esta joya cósmica color zafiro está por cambiar de color, y si lo hace, los humanos dejaremos de ser y de estar, aunque la vida en el planeta posiblemente continuará.

Así como no sentimos en nuestros cuerpos la vertiginosa velocidad de la Tierra surcando la galaxia, es muy difícil comprender el inmenso periodo de tiempo que le tomó a nuestro planeta llegar a ser lo que es. Y es aún más difícil entender que buena parte de él fue construido por la vida microscópica y que es eso lo que lo hace tan especial. En la búsqueda de exoplanetas (planetas que orbitan otras estrellas, distintas al Sol), no se ha identificado ningún otro planeta azul, es decir, ninguno con oxígeno en su atmósfera. El hecho de que nuestro planeta esté lleno de vida, tiene que ver exactamente con esa anomalía. Vivimos en un sitio en el que cada bocanada del aire que respiramos es el producto de cuatro mil millones de años de evolución.

La Tierra, al igual que otros planetas estudiados, inicialmente tenía una atmósfera producto de la desgasificación del magma, que era rica en gases como el CO2 (94%), el metano (CH4), el amoniaco NH3, y en compuestos del azufre. En la atmósfera de la Tierra ancestral no había oxígeno, pero en la actualidad está formada en un 78% por nitrógeno molecular (N2), y 21% por oxígeno molecular (O2), mientras el 1% restante lo constituyen muchos otros gases, incluyendo el famosísimo CO2, que actualmente representa el 0.04% del volumen atmosférico.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.