Relaciones en centrifugado
Humedad estrena en el Teatro Helénico.
junio 10, 2019

Han pasado tres días y no para de llover. No es algo torrencial, pero sí un goteo interminable que incomoda. Tarde o temprano, esta lluvia comenzará a dañar no sólo las entrañas de esta habitación de un hotel, sino también la tensión acumulada por los años entre una pareja interpretada por Irene Azuela y Pedro de Tavira.  Así es como parte Humedad, la nueva puesta protagonizada por Azuela, la ganadora de un Ariel por Bajo la sal. En esta ocasión, con un texto de la dramaturga mexicana Bárbara Colio, Premio Internacional María Teresa León 2004. 

“Más que el aislamiento físico de estar en un lugar remoto, nuestros personajes están aislados el uno del otro”, explica De Tavira para Gatopardo, previo a uno de los ensayos que realizan a semanas del estreno en el Helénico. “La humedad del lugar se mete en lo profundo, empieza a oler mal, provoca que las cosas se desmoronen y eso no ayuda al espacio interno que los personajes comparten”, añade Azuela sobre esta puesta que habla de esa prueba final en la que una pareja pueda sobrevivir estando juntos.

Humedad es dirigida por Matías Gorlero, quien ha guiado a los actores a entender a sus personajes (que en ningún momento se revelan sus nombres), que se sienten tan ajenos respecto al mundo que los rodea. Él y Ella llegan a vivir a un pueblo con el pretexto de una idílica oferta de trabajo. Pero conforme pasan los días, ese sueño se torna cada vez más lejano. Ella, un tanto desesperada por el aburrimiento que esto le provoca, decide salir a buscar algo que rompa con la monotonía y la desconexión entre ellos. Sale a comprar una lavadora. 

Así se aferran a lo primero que encuentran, y que se convierte en un reflejo de su relación; una orgía de algodón y poliéster. “En las relaciones nos enfrentamos constantemente a eso: hay un inicio, un desarrollo y un cierre; la idea textual de lo que hace una lavadora”, detalla Azuela, “¡y además centrifuga!”, agrega.

En el camino, otras dos parejas aparecen sumándose a la travesía de seis personajes, todos interpretados magistralmente por Azuela y De Tavira. Cada una de las parejas es una faceta distinta del amor. “Más que pensar en tres personajes, estamos pensando en tres distintos momentos de una pareja”, detalla la actriz. 

La obra ofrece una radiografía de aquellas parejas a las que el tiempo les comienza a pesar; las que necesitan tomar un respiro; y a las que la magia de los primeros meses los mantiene unidos. 

Humedad se convierte en un ejercicio de introspección en el que es posible un análisis de lo que la vida en pareja representa, los retos que vienen, y las complicaciones que surgen en el camino. 


También te puede interesar:

Tiempo de escuchar

El teatro como un salto de fe

Ana Francis Mor: conseguir una vida en el teatro

 

Síguenos en Twitter

Gatopardo Recomienda

Ver Más