Jean-Luc Godard: el cineasta que no veía cine - Gatopardo
Jean-Luc_Godard_par_Philippe_Doumic
Medios

El cineasta que no veía cine

Aunque el cine no era una preocupación central durante la juventud de Jean-Luc Godard, director de “Alphaville” y “Une femme est une femme”, hoy es reconocido como una de las figuras clave en la llamada Nouvelle Vague.

El cine no era una preocupación central durante la juventud de Jean-Luc Godard, hoy reconocido como uno de los directores más importantes del cine francés. De hecho, de no haber sido por un examen que reprobó a los 18 años, su existencia hubiera estado dedicada a tareas artísticas lejanas al quehacer cinematográfico.

Godard, nacido el 3 de diciembre de 1930 en París, pasó la mayor parte de su juventud como cualquier persona que vivió en Europa durante los primeros años de la década de los cuarenta: huyendo de la guerra. Después de los primeros brotes de invasión alemana a la región francesa, su familia se trasladó a Suiza, donde tenían familiares y la libertad para enviar a Godard a recibir educación.

Dada la inestable situación que atravesaba el continente, el cine era un privilegio del que no podía gozar la familia Godard. Sin embargo, eso no impidió que el joven Jean-Luc tuviera sus primeros acercamientos con el séptimo arte. Durante su periodo en la ciudad suiza de Nyon, Jean-Luc Godard tuvo la fortuna de encontrarse entre sus lecturas con el libro Esbozo de una psicología del cine (Esquisse d’une Psychologie du Cinéma), en el que el novelista francés André Malraux reflexionaba sobre el papel del cine en la sociedad.

Tras el fin de la guerra, Godard regresó a Francia para culminar sus estudios en el Liceo Buffon, donde se rodearía de figuras importantes de la cultura francesa. En 1948, Godard presentó sin éxito el examen para graduarse del bachillerato, por lo que regresó a Suiza a vivir con sus padres y enfocarse en nuevos planes para su futuro. Con tiempo libre de sobra, el francés se interesó en la pintura, la antropología y viajar por ciudades europeas de la mano con grupos de entusiastas del arte; uno de ellos, Roland Tolmatchoff, quien lo introdujo en el mundo de los cineclubes, esos pequeñas sociedades de donde surgiría un movimiento que revolucionó el cine francés.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.