John Fogerty, el hijo afortunado del rock
Creedence Clearwater Revival cambió el rumbo que tomaba el rock en Estados Unidos
abril 29, 2019

Desde mediados de la década de los setenta John Fogerty toca country. Dice ser más feliz ahora en sus proyectos solistas. Hace giras por Estados Unidos, da conciertos en Las Vegas y reagenda sus tours para tocar de manera improvisada en eventos para veteranos de guerra.

Respecto a conflictos armados John Cameron Fogerty, nacido el 28 de mayo de 1945, tiene muy clara su postura desde finales de los sesenta: no a la guerra. Sobre los soldados también sabe dónde está parado y pide apoyarlos.

De joven, John Fogerty practicaba guitarra y piano en su casa. En 1959 conoció a Stu Cook y Doug Clifford de su secundaria en El Cerrito, California, y tocaban juntos covers de bandas de rock and roll. En 1964 firmaron con Fantasy Records, conocidos por llevar artistas locales al renombre nacional, como el jazzista Vince Guaraldi.

Entre sus influencias, Fogerty tomó el estilo rock de Johnny and the Thunders, la fase menos melosa de Elvis y fórmulas de rock sureño cortesía de Screamin Jay Hawkins.

Sin embargo, la juventud y varios artistas de la época tenían el destino sellado gracias al servicio militar de Estados Unidos. La guerra de Vietnam continuaba y muchos hombres eran reclutados. Así sucedió con Fogerty y Clifford quienes a pesar de no llegar al frente, terminaron su servicio militar con más ganas de hacer rock.

Luego de tocar rockabilly y hacer covers al estilo rock and roll y brass, decidieron el nombre de la banda: Creedence Clearwater Revival. Tal vez no era la psicodelia popular de Jimi Hendrix o Jefferson Airplane, pero su sonido terminó por sentar las bases del rock en el país.

“En 1968 siempre solía decir que quería hacer discos que sonaran en la radio 10 años después”, recuerda John Fogerty en sus memorias.

Para 1969, con dos álbumes en su haber y otros dos exitosos sencillos (“Proud Mary” y “Born on the Bayou”) Creedence se posicionó en las listas top del país. El éxito repentino fue suficiente para tocar en el festival de Woodstock, histórico encuentro de música y contracultura, donde tomaron el escenario después de Grateful Dead. Gracias a la fuerza vocal de Fogerty y el limpio sonido de la guitarra, Creedence Clearwater Revival se volvió una banda insignia de la generación.

Ese año, la contracultura se rebelaba ante el gobierno del recién electo Richard Nixon, que insistía en bombardear Vietnam. Los más críticos en la sociedad estadounidense cuestionaban si daría algún resultado, pues sólo veían a jóvenes partir para nunca volver.

El unísono popular salía a las calles a cantar música de The Beatles, usar coronas de flores y demandar paz, así como bajar las armas y propagar amor.

En 1969 John Fogerty tenía mucho enojo contenido, y se enervaba al pensar que no había razón para ir a pelear. En ese momento vio una noticia: Julie, hija del presidente Nixon, se casó con el nieto de Dwight D. Eisenhower, ex presidente de Estados Unidos.

“A ellos no les correspondía hacer lo que sus papás decidían”, recuerda Fogerty cuando escribió la canción “Fortunate Son”. Se sentó en su cama y pensó que él no era el “hijo del senador”. Escribir ese himno antiguerra le tomó veinte minutos.

“It ain’t me, it ain’t me, I ain’t no senator’s son!” [¡No soy yo, no soy yo, no soy hijo del senador!], canta una de las canciones por excelencia sobre la guerra de Vietnam.

Para la mayoría, “Fortunate Son” era una canción que hablaba sobre la guerra de Vietnam como la guerra de los ricos, pero para otros era un honor ser “el hijo de un militar”. Escuchados por todo el país, Creedence continuó en la cima de la popularidad.

Fogerty, en sus memorias de 2012, recuerda que un veterano de Vietnam lo abordó en los 90 y le comentó que sus tropas escuchaban “Bad Moon Rising” cada noche antes de salir a combate.

“Ahora soy una persona más vieja. Y estoy decepcionado de que nuestros políticos gasten tanto tiempo en gritarse entre ellos, en lugar de calmarse y tener un diálogo”, exclamó el guitarrista y cantante en 2017 durante una ceremonia para veteranos en Las Vegas.

Aunque Creedence no hizo tantas canciones sobre Vietnam, las composiciones de Fogerty inmediatamente remiten al evento en la historia global. Muchas de sus canciones están en el soundtrack de varias películas temáticas sobre la guerra como Apocalypse Now (1979) de Francis Ford Coppola, Born on the Fourth of July (1989) de Oliver Stone y Forrest Gump (1994) de Robert Zemeckis.

Sin embargo, Fogerty y los demás integrantes de Creedence tuvieron problemas legales entre ellos y las regalías otorgadas por Fantasy Records. Mientras que John no quería comercializar sus canciones de ninguna manera, la disquera las distribuía para vender marcas de pantalones y usarse en cualquier serie o película.

Sobre todo, Fogerty no quería que sus composiciones fueran explotadas, ni mal interpretadas. Sus letras no solo hablaban sobre Vietnam, sino que también criticaban el estilo de vida norteamericano de la época y evidenciaban la ironía detrás de la política exterior adoptada por el gobierno estadounidense. “Run Through The Jungle”, por ejemplo, puede vincularse con la guerra de Vietnam, pero en realidad trata sobre el tiroteo de la Universidad de Texas de 1966 a manos del ex-marine Charles Whitman.

***

Con el altercado interno de Creedence, sus miembros se separaron en 1972 después de haber grabado cuatro discos, John Fogerty entró en un problema legal con la disquera. Fantasy Records tenía todos los derechos de sus composiciones y de toda futura entrega de la banda.

Durante años, el cantante estaba desalentado y no tocaba las canciones de Creedence, además de que hacerlo le traería regalías a Fantasy Records y no a él ni a sus ex-compañeros de banda.

Hasta 1987, después de empezar una carrera como solista, se presentó junto a Bob Dylan y George Harrison en Los Ángeles. Dylan le dijo a Fogerty “Oye, John. Si tú no tocas esas canciones, el mundo va a pensar que ‘Proud Mary’ es una canción de Tina Turner”. Fogerty rompió sus votos y, desde entonces, toca en cada concierto las canciones que escribió para Creedence.

“Fortunate Son”, sin embargo, no ha dejado de ser controversial. En un concierto por el Día de los Veteranos en 2014, Dave Grohl de Foo Fighters y Bruce Springsteen tocaron una versión de ella. Esta elección generó polémica, pues el evento fue transmitido por televisión y el significado de la pieza no pasó desapercibido.

Al respecto, Fogerty salió a defender esta presentación y recordó que, en su tiempo, la administración ultraconservadora intentó tildar a quien cuestionara al gobierno como alguien “antiamericano”.

“Esa misma administración ignoró y maltrató vergonzosamente a nuestros soldados que regresaban de Vietnam. Como alguien que fue llamado a servir a su país en esos años, no tengo más que respeto por esos hombres y mujeres que nos protegen”, protestó un Fogerty, en efecto, menos incendiario.

Bruce Springsteen y John Fogerty se han dedicado a la caridad para los veteranos desde hace muchas décadas. Fogerty considera preocupante la indiferencia gubernamental ante la condición de quienes sirvieron en la guerra.

Entre su trabajo más reciente, destaca la canción “Love and War” que hizo en 2017 junto al cantante de country, Brad Paisley. Sin dejar de lado su sonido sureño y su clara influencia del rock, Fogerty sigue haciendo música crítica ante la realidad que la rodea. La letra no se aleja de las exigencias hechas en “Fortunate Son” reafirmando el deseo de su autor que desde 1969 esperaba que sus canciones aún sonaran en la radio una década más tarde.

“Los llaman soldados condecorados

ponen medallas en sus pechos.

Les dan una pequeña pensión

[…]

Ellos los mandan a morir por nosotros.

Se olvidan de ustedes cuando están acabados”.


También te puede interesar:

Psicodelia, en éxtasis sonoro

Janis Joplin: la primera reina del rock

Donovan, el músico beat

Gatopardo Recomienda

Ver Más