José Donoso y el pájaro que le devoró las entrañas
jose-donoso escritor chileno
Libros

José Donoso y el pájaro que le devoró las entrañas

José Donoso es uno de los personajes cumbre de la literatura en español y del Boom latinoamericano. Su escritura y obra literaria estuvieron siempre fielmente representadas por el delirio de su vida.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Ni la vocación por la medicina de su padre y hermanos, ni la procuración de la justicia de sus abuelos abogados lograron sembrarle a José Donoso un interés genuino por la gente. En una entrevista en 1989, a sus 65 años, declaró: “No dejo de estar comprometido, lo confieso, pero yo no soy un hombre político. La polis para mí es otra cosa, es un interés. Soy mucho más egoísta que todo eso, mucho más individual, mucho más centrado en mí mismo. Me interesan mucho más mis enfermedades que las enfermedades de la sociedad”, dijo el escritor.

Su intensidad con la que dejaba el ceso en la escritura era paralela a un padecimiento de úlceras que lo mandaban fulminado a la cama, y que lo convirtieron en un hombre enfermo centrado en sus propias molestias. Pero muchos años antes de que somatizara las contrariedades de la escritura, el chileno que formó parte del Boom Latinoamericano fue un inconforme que dejó su natal Santiago y se fugó a Magallanes, a donde llegó resignado luego de no poder subir a algún barco hacia Europa porque el fin de la Segunda Guerra Mundial complicaba la navegación en alta mar.

Joven aburguesado sí, pero no complaciente ante las demandas de sus padres, Donoso había decidido renunciar a los privilegios que una familia acomodada le garantizaba, pues los bolsillos llenos de unos padres controladores estaban lejos de seducirlo, y la imposición de los puestos de trabajo que le conseguía su padre que intentaba domar sus impulsos rebeldes no le provocaban ni la más mínima inspiración.

Una vez fuera de casa le escribió una carta a su padre para ponerlo al tanto de su vagancia de muchacho incomprendido y de paso provocar su repudio, pero lo que Donoso recibió de un padre al que él mismo calificó años después de mal médico fue un insolente “te comprendo”: “estoy orgulloso de que un hijo mío haya tenido la capacidad para salir de esta vida frívola y vana de Santiago”.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.