José Revueltas, enemigo público
Revueltas fue declarado enemigo del sistema político mexicano.
abril 17, 2019

Mi vida literaria nunca se ha separado de mi vida ideológica. Mis vivencias son precisamente de tipo ideológico, político y de lucha social.
– José Revueltas –

***

Uno de los artistas mexicanos más radicales del siglo XX fue el escritor, guionista y activista político, José Maximiliano Revueltas Sánchez. Nació en el municipio de Santiago Papasquiaro, Durango, el 20 de noviembre de 1914 y en el seno de una familia de artistas. Fue hermano del músico Silvestre, la actriz Rosaura y el pintor Fermín Revueltas.

En 1929, cuando tenía 15 años, el aún adolescente se afilió al Partido Comunista Mexicano y por participar en un mitin en el Zócalo ingresó por primera vez una correccional. Fue la primera de muchas reclusiones. Pocos años más tarde, su participación en luchas sociales le costaron dos confinamientos en las Islas Marías, de 1932 a 1934. Experiencia que volcó a las letras en Los muros de agua, su primera publicación, en 1941.

Convencido de que el comunismo era la mejor ruta de cambio para un México más justo, Revueltas luchó por los derechos de campesinos y obreros, además de sumarse a movimientos nacionalistas en boga durante el gobierno de Lázaro Cárdenas. Militó en la organización Socorro Rojo Internacional, fue secretario juvenil de la Confederación Sindical Unitaria de México y secretario general de la Sección de Autores y Adaptadores del Sindicato Mexicano de la Producción Cinematográfica.

También formó parte de los grupos Marxista el Insurgentes y Comunista Internacionalista, del Partido Obrero Campesino Mexicano,  la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR), y la Asociación de Escritores de México, entre otras organizaciones.

Como guionista participó en la adaptación de 26 filmes, entre los cuales sobresalen Rosauro Castro, La noche avanza, La diosa arrodillada, El apando, La casa chica, Rebozo de soledad y La otra, trabajo por el cual en 1947 recibió el Premio a la Mejor Adaptación Cinematográfica.

Además, escribió muchos cuentos, resaltan: “Lo que uno escucha”, “Dios en la tierra”, “Los motivos de Caín”, “La palabra sagrada” y “El luto humano”, por mencionar algunos. Por otro lado, el “Ensayo sobre un proletariado sin cabeza” y “México: una democracia bárbara”, fueron dos de sus trabajos teóricos.

En 1967 recibió el Premio Xavier Villaurrutia como reconocimiento a su obra literaria y al año siguiente, ya con 54 años, se sumó al Movimiento Estudiantil de 1968. Aquel encarcelamiento fue el más conocido de todos. Revueltas fue detenido en noviembre de ese año y posteriormente condenado a 16 años de prisión en Lecumberri. Ese año, en protesta por su encarcelamiento, el Premio Xavier Villaurrutia se canceló. El gobierno lo acusó de ser el ideólogo de las movilizaciones estudiantiles, pero fue liberado bajo palabra después de dos años de encierro.

Durante este nuevo periodo tras las rejas, Revueltas no perdió el tiempo. Volvió a dejar testimonio de lo que vivió en El apando, su última novela, además de escribir los ensayos, “Carta abierta a los estudiantes presos” y “Consideraciones sobre la autogestión académica”.

En 1974 publica Material de los sueños con ocho relatos y un año después, Dialéctica de la conciencia y Antología personal, además de cofundar la revista Cambio. En 1975 se le da su nombre al Premio Bellas Artes de Ensayo Literario.

Un mes después de presidir el traslado de los restos de su hermano Silvestre a la Rotonda de los Hombres Ilustres, el 14 de abril de 1976,  falleció José Revueltas de un paro cardiaco. Fue sepultado en el Panteón Francés de La Piedad con los honores que le ganaron su coherencia social, intelectual y artística.

 

Gatopardo Recomienda

Ver Más