Las películas que debieron ser nominadas al Oscar
Un esfuerzo para reivindicar lo mejor del año en el cine comercial.
enero 30, 2019

Una de las mayores decepciones que nos ha otorgado esta temporada de premios –el periodo comprendido entre principios de noviembre y los Premios Oscar– es la facilidad con la que la industria hollywoodense se olvidó de reconocer a lo mejor del cine y, en su lugar, se inclinó por apuestas mucho más convenientes para sus fines sociales, políticos y, como era de esperarse, económicos.

Basta con ver a los nominados en la categoría principal de la 91º entrega de los Premios de la Academia para darnos cuenta de que, descaradamente, la calidad no es el principal interés de la ceremonia de premios más importante del cine estadounidense.

En un año donde, quizá, sólo cuatro filmes justificarían su selección en la terna de Mejor Película –Roma, la impresionante película de Alfonso Cuarón; La favorita (The Favourite), una excéntrica comedia a cargo del director griego Yorgos Lanthimos; El infiltrado del KKKlan (Blackkklansman), el intento más centrado de Spike Lee por hacer una mordaz crítica a la América de Trump; y, con reservas, Nace una estrella (A Star is Born), la quinta adaptación del clásico musical ahora retomada por Bradley Cooper–, la Academia reservó cuatro espacios para cintas que los mostraban como un espacio atractivo para las grandes audiencias o como un frente para posicionar temas políticos que les dan buen nombre y facilitan los negocios.

películas que debieron ser nominadas al Oscar, black panther

Black Panther – Fotografía: Marvel Entertainment

Estas son las películas que no debieron ser nominadas:

Pantera Negra (Black Panther)

Tenía todo a su favor para convertirse en una apuesta irresistible para la Academia: había sido un éxito en taquilla (más de 1,340 millones de dólares de recaudación alrededor del mundo), tenía un elenco dominado por una minoría y representaría el primer acercamiento de la Academia a un monstruo del entretenimiento como Marvel, compañía que en tan sólo 10 años ha conquistado a las audiencias

Bohemian Rhapsody: La historia de Freddie Mercury (Bohemian Rhapsody)

Una película que, si no fuera por los emocionantes veinte minutos finales, sería fácilmente considerada una biopic superficial (¡Y terriblemente editada!).

Green Book: Una amistad sin fronteras (Green Book)

Una bienintencionada cinta que ha logrado sobrevivir a la temporada en medio de quejas por parte de la familia y amigos del personaje al que retratan, los tuits racistas de uno de sus escritores y una reciente controversia que involucra a su director, cuyas acciones fueron retomadas por el colectivo Time’s Up como un caso más de acoso laboral en Hollywood.

El Vicepresidente: Más allá del poder (Vice)

Ofrece la irresistible oportunidad de burlarse de uno de los personajes más importantes del republicanismo de antaño: Dick Cheney. Ante el clima que se vive en Washington, la industria del cine toma una postura liberal que, al igual que el mismo Trump y sus partidarios, juega con la verdad para lograr un fin.

películas que debieron ser nominadas al Oscar, can you ever forgive me

¿Podrás perdonarme? – Fotografía: 20th Century Fox México

Sin embargo, eso no significa que este año haya sido un mal año para el cine. De hecho, las nominaciones técnicas y actorales lograron rescatar algunas cintas que son muchísimo mejores que las nominadas en la categoría principal. Por ejemplo, Guerra Fría (Zimna Wojna), nominada en tres categorías incluyendo Mejor Película Extranjera; ¿Podrás perdonarme? (Can you ever forgive me?), cuyos protagonistas Melissa McCarthy y Richard E. Grant fueron reconocidos en los rubros interpretativos y Si la colonia hablara (If Beale Street Could Talk), un conmovedor drama basado en un texto homónimo de James Baldwin tan bueno que resiste un título tan malo como el que se le puso en México.

También podemos incluir a la cinta antológica La balada de Buster Scruggs (The Balad of Buster Scruggs), de los hermanos Joel & Ethan Coen; el documental Free Solo; y el drama El primer hombre en la Luna (First Man), dirigido por Damien Chazelle.

Y para cerrar el recorrido hay que decir que un buen número de películas que fácilmente pudieron haberse colado entre las nominadas, quedaron fuera sin razón aparente. Estas son algunas de ellas:


Más en Gatopardo:

MyFrenchFilmFestival: Grandes películas en línea

Roma: El secreto mejor guardado de Alfonso Cuarón

The Favourite: Guerra de mujeres


Corazón Borrado, (Boy Erased)

Después de sorprender a todos con su brillante ópera prima, el thriller El regalo (The Gift), Joel Edgerton regresa a la dirección con Corazón borrado (Boy Erased), un drama que puede entenderse primeramente como una denuncia a las peligrosas terapias de conversión que imperan en los Estados Unidos, pero que, en realidad, aborda un tema mucho más humano.

En el filme, inspirado en el libro de memorias Boy Erased, de Garrard Conley, Lucas Hedges interpreta a Jared, un joven de 19 años que, tras descubrir sus preferencias sexuales, decide asistir a sus padres, Nancy y Marshall Eamons (Nicole Kidman y Russell Crowe), este último ocupado en su trabajo como pastor. Presionado por el rechazo de sus padres, Jared se interna en un programa de conversión liderado por Victor Sykes (Edgerton), un hombre conservador que se vende como terapeuta.

Aunque Boy Erased sonaba como una de las fuertes competidoras rumbo al Oscar, sus posibilidades fueron cayendo lentamente ante el asombro de la prensa especializada. Si bien el filme toca un tema complicado, la forma en que lo hace y la buena dirección de Edgerton, hacen que esta cinta sea más que una denuncia o un biopic sin propósito. Kidman puede presumir que se le robó la nominación como Mejor Actriz de Reparto.

películas que debieron ser nominadas al oscar, boy erased

Corazón borrado – Fotografía: Cine Caníbal

El reverendo (First Reformed)

Aquí es preciso hacer una pequeña aclaración: El reverendo sí fue considerada por los Premios de la Academia en la categoría de Mejor Guión Original. De ganarlo, sería el primer premio Oscar para el director Paul Schrader, quien también escribió Aflicción (Affliction), Gigoló americano (American Gigolo) y Taxi Driver, el clásico de Martin Scorsese.

Sin embargo, es difícil no considerar que esta película, que aborda la historia de un pastor evangélico que comienza a tener problemas ideológicos después de conocer a una pareja de activistas medioambientales, merecía tener más reconocimiento.

Especialmente en el caso de Ethan Hawke, quien se lleva las palmas gracias a su actuación como un hombre dudoso y adolorido por una pérdida familiar. Conforme su personaje se va adoctrinando (o perdiendo la fe), Hawke adquiere una potencia que muchos de los nominados a Mejor Actor envidiarían.

películas que debieron ser nominadas al oscar, first reformed

El reverendo – Fotografía: Universal Vídeo México

Eighth Grade

A sus 28 años, Bo Burnham lo ha sido casi todo. Heredero de una generación en la que la cantidad de trabajos que tienes está limitada sólo por el tiempo, Burnham ha incursionado en la música, la comedia y hasta los vídeos en YouTube, donde suma más de 52 millones de visitas. Sin embargo, el mejor talento que el joven estadounidense tiene es la escritura y prueba de ello es la película Eighth Grade, donde también funge como director.

La cinta, programada en el Festival de Cine de Sundance del año pasado, retrata el último año de colegio de Kayla, una niña de 13 años que ha tenido que lidiar con sus inseguridades, el inicio de la adolescencia y la ausencia de su madre.

Aunque su estructura es similar a otros coming-of-age del cine independiente estadounidense, esta película destaca por su serio acercamiento a las crisis de identidad de cualquier joven promedio. Con una brillante actuación, a cargo de la novata Elsie Fisher, como soporte, la película se sostiene gracias al guión que Burnham ideó durante sus años de adolescencia. Sin lugar a dudas el original argumento, especialmente un discurso que el padre de Kayla (interpretado por Josh Hamilton) tiene con su hija a la luz de una fogata, merecía ser nombrado entre los contendientes a Mejor Guión Original.

películas que debieron ser nominadas al oscar, eight grade

Eight Grade – Fotografía: A24

Sin rastro

En sus primeras dos películas, la directora Debra Granik comprobó tener una habilidad extraordinaria para lidiar con los dramas familiares sometidos a situaciones extremas, y poder formar un equipo de actores tan funcional que incluso sirvió como trampolín para presentar a dos jóvenes actrices: Vera Farmiga (en Down to the Bone) y Jennifer Lawrence (en Winter’s Bone), quien incluso logró una nominación al Oscar como Mejor Actriz.

Muchos esperaban que esa suerte se repitiera con la intérprete Thomasin McKenzie, quien lleva (junto al veterano Ben Foster) el peso de Sin rastro (Leave no Trace), un thriller donde un padre y su hija de 13 años son obligados a integrarse a la vida ordinaria después de vivir aislados en un parque de Oregon.

La potencia con la que McKenzie encarna a una adolescente en complicaciones, así como la soberbia dirección de Granik valían ser reconocidas en los Oscar, tal como ya había sucedido en el National Board of Review, los Critics Choice Awards, los Independent Spirit Awards y los premios Gotham. Desafortunadamente, la campaña emprendida por las productoras Bron y Bleecker Street no tuvo influencia entre los votantes.

películas que debieron ser nominadas al oscar, leave no trace

Sin rastro – Fotografía: Sony Pictures Home Entertainment

El jinete

Al igual que Alfonso Cuarón en Roma, la cineasta china Chloé Zhao recurrió a un actor desconocido para llevar a la pantalla una historia que llevaba muchos años rondando en su cabeza. El elegido fue Brady Jandreau, quien se luce en pantalla mientras protagoniza el drama independiente El jinete (The Rider).

En la cinta, el novel actor interpreta a Brady, un talentoso entrenador de caballos que pierde la capacidad de montar después de sufrir un accidente. Desmotivado por su condición, Brady regresa a casa, intentando retomar las riendas de su vida.

Con su conmovedora historia, en la que logra hacer una sensible analogía entre su personaje principal y su caballo, Zhao triunfa. Si la Academia quería llenar cuotas y reconocer el trabajo de una brillante directora, aquí estaba una gran opción, superior a un par de las nominadas en la terna a Dirección.

películas que debieron ser nominadas al oscar, the rider

El jinete – Fotografía: Sony Pictures México

Gatopardo Recomienda

Ver Más