Latinos bajo el arte pop
Una exposición que subvierte el arte pop norteamericano
marzo 3, 2019

Durante los sesenta y setenta, América Latina experimentó importantes cambios sociopolíticos, derivados de la instauración del neoliberalismo y del surgimiento de gobiernos represivos. A la par que las naciones vivían una especie de progreso —el boom de los medios masivos y la llegada de productos importados—, la sociedad estaba inconforme con un hostil entorno, local e internacional. Este contexto propició que el arte pop latinoamericano adquiriera un perfil particular, en el que además de tender un puente entre el arte y la vida cotidiana, fue utilizado para lanzar un mensaje contracultural y antiimperialista (subvirtiendo la imaginería pop estadounidense) y como una herramienta para diseminar discursos oficiales.  

“Pop América” es un proyecto curatorial y editorial que busca repensar la historia del arte pop de manera hemisférica e identificar las convergencias artísticas en el continente, durante 1965-1975. Un periodo en el que sucedieron eventos clave en la región como el Movimiento del 68, el Movimiento chicano, la instauración del Partido Comunista en Cuba y las dictaduras militares en Argentina, Chile y Brasil. Bajo la curaduría de Esther Gabara, la muestra itinerante “Pop América” —presentada ya en el McNay Art Museum de San Antonio y, a partir del 21 de febrero, en el Nasher Museum of Art de la Universidad de Duke en Carolina del Norte— reúne por primera vez la obra de cerca de 50 artistas latinoamericanos y latinos de Estados Unidos, como Juan José Gurrola, Alberto Gironella, Beatriz González, Cildo Meireles, Hélio Oiticica, Rubens Gerchman, Marta Minujín y Rupert García, entre muchos otros.

pop américa exposición

Además de ser un libro ya disponible en México, “Pop América” es una muestra itinerante que estará en febrero en el Nasher Museum of Art, en Carolina del Norte.

La muestra toma el nombre del collage realizado en 1968 por el chileno Hugo Rivera-Scott, que inserta las palabras Pop América, donde el pop es representado como una explosión, a manera de onomatopeya, mientras el nombre del continente está escrito con tilde en la e, un gesto que se contrapone a la apropiación del vocablo por parte de Estados Unidos y que abre el debate sobre la identidad y la definición de lo americano. 

Más que pretender dar una definición de una corriente artística, Esther Gabara busca recalcar cómo el pop en América Latina fue utilizado como verbo y no como sustantivo a través de secciones conjugadas en gerundio, que recalcan su naturaleza dinámica: Mediando a América, Modelando a América, Encarando a América, Consumiendo a América y Liberando a América. “¿Cómo puede ser que un movimiento artístico, que se reconoce globalmente como el ícono del consumismo estadounidense capitalista, ofrezca también todo lo contrario en términos de ideología política? Esa tensión me parecía muy productiva”, dice la curadora a Gatopardo. 

pop américa libro

El diseño del libro emula las cajas utilizadas por algunos artistas pop, como las del mexicano Felipe Ehrenberg.

El proyecto aterriza en un catálogo bilingüe —editado por el Nasher Museum of Art de la Universidad de Duke y de venta en México en el muac—, que reúne una serie de ensayos de académicos y curadores. En ellos se abordan temas clave como el diálogo y empalme del pop y el arte conceptual en América Latina (algo que se puede ver en Colombia Coca-Cola de Antonio Caro, en donde pinta con la caligrafía de la marca el nombre de su país a manera de anuncio); el rol social y artístico de los carteles políticos en Cuba, México y California (en México destaca la producción gráfica de protesta del Movimiento del 68, así como las imágenes oficiales de los Juegos Olímpicos de Lance Wyman, Pedro Ramírez Vázquez y Eduardo Terrazas); la teoría y la crítica del arte pop desde las voces latinoamericanas (como Juan Acha, Oscar Masotta, Marta Traba, Mario Pedrosa, entre otros), y el regreso a la figuración y la “popización” de figuras históricas como el Che Guevara o José Martí (un ejemplo es el cartel Día del guerrillero heroico de Elena Serrano o 15 representaciones de Martí de Raúl Martínez). 

“Nos parecía muy importante pensar el catálogo en parte como una representación de la exhibición y como la oportunidad de incluir una pequeña parte de toda la investigación que hicimos”, señala Gabara. El diseño del libro —realizado junto con Reneé Cagnina Haynes— emula las características cajas utilizadas por algunos artistas pop a manera de soporte artístico, como el mexicano Felipe Ehrenberg, mientras que la tipografía de la portada se inspira en la poesía concreta brasileña. 

Sotheby’s, que reconoce e impulsa las muestras que exploran áreas con poca representación en la historia del arte, otorgó su primer premio a “Pop América” por la innovación de su discurso curatorial. La exposición, presentada en tres ciudades con una comunidad latina importante, terminará su itinerancia en el Block Museum of Art de Chicago a finales de este 2019.


También te puede interesar:

Tiempo de mujeres

Un migrante es siempre migrante

Franz Erhard Walther en el Museo Jumex

Gatopardo Recomienda

Ver Más