¿Qué puede aprender México de los ganadores del Premio Pritzker 2021?

¿Qué puede aprender México de los ganadores del Premio Pritzker 2021?

“Hacía mucho tiempo que no había tanta gente de acuerdo en que fue una decisión muy atinada, un premio muy merecido para esta pareja francesa”.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El Premio Pritzker 2021 fue otorgado a Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal, fundadores de Lacaton & Vassal. La pareja francesa es reconocida por sus proyectos de vivienda sostenible y por su principio de “nunca demoler” para aprovechar lo que ya existe. Miquel Adrià, fundador y director de Arquine, un proyecto dedicado a la construcción de la cultura arquitectónica y una plataforma de generación de contenidos, conversó con Gatopardo sobre los ganadores. “Hacía mucho tiempo que no había tanta gente de acuerdo en que  fue una decisión muy atinada, un premio muy merecido para esta pareja francesa”, dice. 

La selección de ganadores de este premio depende de una serie de factores que influyen sobre el jurado del momento. “Siempre es un jurado de excelencia, sin embargo, hay años en los que se ha notado que han envejecido y están repitiendo enfoques”. Utiliza el ejemplo de Arata Isozaki , ganador del premio en el 2019, arquitecto japonés que fue muy importante en los años ochenta, “extraordinario, fino, exquisito y demás, pero eso fue hace 25 años, y que se lo dieran en ese momento solo demostraba que el jurado había envejecido mucho y que tenía temas pendientes, ya que a Isozaki no se le había dado nunca”.  

No obstante, otros jurados en los últimos años han tomado decisiones disruptivas. “Hay casos en los que vieron más allá de la arquitectura per se y se tomaron en cuenta elementos distintos al resultado formal”. Se refiere a casos como el de Alejandro Aravena, arquitecto chileno, ganador del premio en 2016 y actual presidente del jurado. “No era tanto por su obra, que está bien, sino por su estrategia de aportar soluciones sociales, como arquitecto activista”. 

En palabras de Adrià,  gracias a él, este año se sintió un jurado sin “deudas morales con su propia generación”, aunque aclara que no se refiere a intereses externos, sino “simplemente a una corrección política de lo que está bien en cada momento”.  

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.