The Burning Secret: La historia detrás del guion perdido de Stanley Kubrick

El guion perdido de Stanley Kubrick

Una copia del guion de The Burning Secret, adaptación de Stanley Kubrick a la novela de Stefan Zweig, apareció entre las pertenencias de un antiguo colaborador del cineasta.

En 1956, el fotógrafo y documentalista convertido en cineasta, Stanley Kubrick luchaba para abrirse paso en la competida industria cinematográfica del Hollywood de los años cincuenta. Había filmado tres cortometrajes y su primera película Miedo y deseo (Fear and Desire) perdió gran parte del dinero con el que se financió, recolectado en su mayoría entre familiares del propio realizador. Su segundo trabajo, El beso del asesino (Killer’s Kiss) había fracasado en la taquilla estadounidense a pesar de que funcionó como un buen escaparate para el joven realizador, quien además hizo la fotografía, edición y efectos especiales de la cinta noir.

Sin embargo, su talento era obvio y después del estreno de su tercer largometraje, Casta de malditos (The Killing), Kubrick consiguió un contrato con MGM para filmar cinco películas, la primera de ellas sería una adaptación a la novela Ardiente secreto (The Burning Secret) escrita por el autor austríaco Stefan Zweig. Sin razón aparente el proyecto fue cancelado por el estudio y todo rastro de su producción desapareció. Esta semana, un profesor inglés afirmó haber encontrado la única copia registrada del guion, trabajado por Kubrick y el novelista Calder Willingham, entre las pertenencias de un antiguo colaborador del director de Naranja mecánica y 2001: Odisea del espacio.

“Me escribió el hijo de un antiguo colaborador de Kubrick. Encontró el guión entre los papeles de su padre, que en su momento iba a trabajar en el proyecto, y lo había conservado… No lo podía creer”, explica Nathan Abrams, profesor de cine en la Universidad de Bangor en Gales y especialista en el cine de Kubrick, en entrevista con El País. Abrams se encontraba preparando un libro sobre Ojos bien cerrados (Eyes Wide Shut), la última película filmada por el director antes de su muerte en 1999, ahora toda su atención está centrada en su inesperado descubrimiento.

Según el profesor, el borrador del guion, fechado el 24 de octubre de 1956, contiene más de cien páginas estructuradas que podrían filmarse hoy en día, dejando a un lado los conocidos hábitos del cineasta, quien llenaba de apuntes sus argumentos e incluso cambiaba el guion conforme avanzaba la producción.

* * *

También podría interesarte:

Pablo Vargas Lugo emula a Stanley Kubrick en el Museo del Chopo

Las mejores comedias de la historia del cine según la BBC

Cinco películas para conocer a James Ivory

* * *

Publicada en 1911, Ardiente secreto contiene muchos de los temas que interesaron a Kubrick a lo largo de su filmografía, como el impacto de la manipulación y las relaciones de poder y deseo dentro y fuera del matrimonio. En el texto, Zweig cuenta la historia de un joven aristócrata que, motivado por el hastío durante sus vacaciones en la tranquila localidad de Semmering, decide cortejar a una atractiva mujer a través del pequeño hijo de esta. A lo largo de la historia, la relación triangular entre los personajes comienza a ser controlada por los celos y el resentimiento del niño.

Gracias a su provocativo planteamiento el libro fue inscrito, al igual que otros títulos en la bibliografía de Zweig, en la lista de quema del ejército nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Incluso, una de las hipótesis que explica la cancelación de la producción de Kubrick es la importancia que los estudios, entre ellos la MGM, le daban al Código Hays, un documento creado por la Asociación de Productores Cinematográficos de Estados Unidos (MPAA por sus siglas en inglés) que controlaba y restringía los temas que el cine estadounidense podía exponer en sus proyectos.

El propio Kubrick saltaría ese código de censura, aplicado entre 1934 y 1967, con Lolita, adaptación al clásico de Vladimir Nabokov, en donde un profesor y novelista se casaba con una mujer viuda para poder acercarse a su hija adolescente de la que se había enamorado perdidamente. De cierta forma, el texto de Nabokov es una respuesta a la inversa al proyecto que Kubrick había planeado partiendo de la obra de Zweig.

stanley-kubrick-guion, int1

Kubrick, en 1956, durante el rodaje de Paths of Glory – Fotografía: BFI

Después de la cancelación de The Burning Secret, Kubrick continúo con su alianza con MGM, filmando La patrulla infernal (Paths of Glory) y su primera megaproducción Espartaco (Spartacus), protagonizada por Kirk Douglas y escrita por Dalton Trumbo, en su regreso al cine después de haber sido acusado de comunismo por el Congreso de los Estados Unidos. En 1988, el guionista y asistente personal de Kubrick en los años setenta, Andrew Birkin llevó a la pantalla grande la historia de Zweig con Klaus Maria Brandauer y Faye Dunaway en los créditos principales. Burning Secret estrenó en el Festival de Cine de Venecia ganando tres premios, incluyendo el de Mejor Actor. Parecía que la deuda que el cine tenía con el texto de Zweig se había saldado.

Ahora, con el descubrimiento del guion escrito por Kubrick, surge la oportunidad de ver en pantalla por última vez un proyecto de uno de los directores más importantes del cine estadounidense. Cabe señalar que esta no sería la primera vez que un proyecto ideado por Kubrick llega a las pantallas después de la muerte del realizador. En 2001, Steven Spielberg, amigo personal del cineasta, presentó su versión de Inteligencia Artificial (AI Artificial Intelligence), ideada por Kubrick y un equipo de guionistas a partir del cuento Supertoys Last All Summer Long de Brian Aldiss, en la década de los setenta.

En 2016, HBO anunció que prepararía una miniserie basada en el bosquejo biográfico que Kubrick escribió sobre Napoleón Bonaparte y que se mantuvo enlatado por mucho tiempo ante la imposibilidad económica de filmar una producción de este tamaño. El proyecto, dirigido por Cary Fukunaga (True Detective) comenzó su preproducción el año pasado y se espera que llegue a las pantallas en los primeros meses de 2020.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.