Tomarle el pulso a la ciudad - Gatopardo

Tomarle el pulso a la ciudad

Cadillac diseñó una SUV especial para redescubrir la ciudad.

Un auto Cadillac representa mucho más que tan sólo cuatro ruedas sobre un armazón de fibra de vidrio que se ve bonito. Un Cadillac es una muestra de alta tecnología de la cultura urbana.

William Murphy creó la empresa en 1903 y la nombró en honor a Antoine Laumet de La Mothe, sieur de Cadillac, un explorador y aventurero francés que recorrió desde Canadá hasta el Golfo de México a finales de 1600 y principios de 1700 y que fundó Detroit, el hogar de nacimiento de Cadillac.

La inspiración de hacer el auto fue, desde el inicio hasta hoy en día, la exploración del mundo y la experiencia de la urbe: tomarle el pulso a la ciudad.

Hoy en día las ciudades se viven de una forma muy particular. Ya no basta con vivir en un gran residencial con todos los servicios incluídos para que el alma se alimente. Ahora, y sobre todo en una urbe como la Ciudad de México, hay que saber vivirla de verdad.

Los diseñadores de Cadillac fueron retados a diseñar el auto perfecto para ellos y el resultado fue el crossover XT4. Su performance destaca dentro de toda la categoría, haciendo la experiencia de manejo disfrutable, suave, fácil y divertida. Tiene diferentes modos, para adaptarlos a la situación del viaje, y los interiores están pensados para aquellos que tienen la comodidad como prioridad.

Cadillac diseñó un crossover especial para aprender a vivir la ciudad, que permite que cada recorrido sea una experiencia. El XT4 es generoso, seguro, altamente tecnologizado y muy, muy bonito. Pero además, es el espacio en el que las ciudades toman una nueva perspectiva, pues desde adentro, la ciudad se puede ver con otros ojos.

Quisieron pensar en un auto atlético y ágil, que además de cumplir con todas las exigencias que un vehículo de ciudad debe de cumplir, también fuera una muestra de lujo y que tuviera toda la esencia de los autos Cadillac. El XT4 es el coche más pequeño de la marca, pero con el mayor desempeño.

Cadillac no es una marca de coches bonitos y finos, Cadillac es la herencia de las ganas de explorar y encontrarse con lo mejor, con hacer el estilo de vida que uno quiere y no quedarse con lo que alguna vez se dijo que había que tener. De tomarle el pulso al lugar en donde estás viviendo.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.