La marca mexicana para el cliente exigente
Con su colección Otoño Invierno 2018, la marca Prada confirma la pasión que tienen cuando se trata de moda, calidad y buen gusto.
agosto 22, 2018

En 1997, Don Francisco Prada, visionario zapatero, fundó la cadena de boutiques Prada, una empresa mexicana que porta orgullosamente su apellido como rúbrica, pero sobre todo, como símbolo de los tres valores que el empresario tenía como regla de vida: calidad, tendencia y servicio. Veintiún años después, con su colección Otoño Invierno 2018, la marca ratifica el apego a los ideales de su creador, al mismo tiempo que confirma su pasión por la moda y buen gusto.

Inspirados en la excelencia peletera de Alicante, en España, la familia Prada presenta, temporada con temporada, modelos en los que se pueden apreciar los acabados hechos a mano en pieles de gran calidad, además de un evidente conocimiento de las tendencias, lo cual resulta en colecciones vanguardistas y de la más alta calidad.

La colección Otoño Invierno 2018 está contrastada desde cuatro líneas, que aunque pareciera que son asimilares, combinan de manera perfecta para ofrecer una experiencia y conexión única con sus clientes.

***

También te puede interesar:

Piel de pieles

Ferragamo celebra el cine

El inventor del Rosa Mexicano

***

La fidelidad a los valores del fundador ha llevado a la marca a fijarse siempre, de manera minuciosa, en el servicio que se le da al cliente, por lo que Prada acompaña y asesora en todo momento a sus clientes, ya sea en alguna de sus 29 Boutiques a nivel nacional, redes sociales o tienda en línea, dispuestos a encontrar la pareja perfecta para el trend-setter mexicano.

 

La familia Prada ha creado una marca independiente y orgullosamente mexicana que, desde sus orígenes, ha sabido imponer un estilo propio y convertirse en un referente de los que buscan diseños de vanguardia, atención en los pequeños detalles y un refinado trabajo de peletería.

Ver Más