Ramón Valdiosera, inventor del rosa mexicano - Gatopardo

Ramón Valdiosera, inventor del rosa mexicano

El diseñador y artista multidisciplinario Ramón Valdiosera, inventor del rosa mexicano, fue uno de los principales impulsores de la moda mexicana.

Tiempo de lectura: 12 minutos

En 1940, Álvaro Gálvez y Fuentes, productor del programa de radio Lunas verdes, convocó a la periodista Rosario Sansores, al locutor estrella de la XEW, Pedro de Lille, así como a los modistos mexicanos Armando Valdez Peza, Ramón Valdiosera y al francés afincado en México, Henri de Chatillon, para hablar sobre la posibilidad de una moda mexicana. Al fin y al cabo la discusión sobre la identidad nacional no sólo era un proyecto gubernamental sino uno de los temas en boga. Los tres últimos personajes eran entonces la crema y nata de la moda en el país, los que dictaban qué y cómo debían vestir las mujeres elegantes y sofisticadas de la época.

Tanto Valdez Peza como De Chatillon negaron vehementemente que pudiera existir una moda mexicana, mientras que Valdiosera, como lo hizo durante las siguientes cuatro décadas, defendió la idea de que no sólo era posible construir una moda nacional, también era necesario. El programa radiofónico generó tal polémica que el tema se replicó en otros medios de comunicación.

Entre julio y agosto de 1949, la revista Nosotros retomó el tema y publicó durante los siguientes cinco números una serie de artículos en los que el redactor de la publicación, José Giacomán Palacio, dio voz a los “modistos” cuestionándolos sobre el sentido de la moda de entonces. ¿Debía la moda ser mexicana? ¿Había que voltear a París donde se estaban produciendo prendas de gran elegancia y calidad? ¿O la atención debía estar puesta en Estados Unidos donde se vendían vestidos de la última temporada a bajos precios?

Henri de Chatillon dijo que era imposible que existiera una moda mexicana. “México está muy atrasado, no hay materiales, las telas no sirven y no se podría competir con lo europeo ni menos con lo norteamericano”. También se aventuró a lanzar juicios de valor en contra del género femenino nacional: “Para haber moda debe haber elegancia y la mujer mexicana no puede ser elegante, porque tiene muchas nalgas”.

Armando Valdez Peza, conocido por venerar las túnicas griegas y haber sido, además, el diseñador de cabecera de la diva María Félix, dijo: “No hay tradición ni finura, no tenemos una cultura elegante y refinada que se preste como la de los griegos. Somos un pueblo todavía poco maduro en cuanto a moda”.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.