Deleted Souls, un pequeño taller alquimista
Coctelería, diseño y ambiente, un nuevo bar para la colonia Condesa.
enero 28, 2019

Suena house, es miércoles en la noche y hay una cata de sotol detrás de una pequeña puerta en la colonia Condesa, de la Ciudad de México. En la barra, a cargo de Cristian Salinas y Antonio Rodríguez, hay varios mixólogos que prueban el destilado. Lwan Medina y Nur Farah, socios y creadores de Deleted Souls, están atentos de los pendientes que surgen antes de comenzar el fin de semana.

El lugar tiene ambiente misterioso, madera oscura y toques industriales. Alguna vez fue una bodega para almacenar alcohol y todo el estilo hace pensar en un speakeasy de los años 20; se siente como un lugar secreto, exclusivo. Pero el bar se encuentra sobre Tamaulipas, una de las calles más transitadas de la zona.

bar en la condesa roma deleted souls

Deleted Souls / Vía @deletedsoulscocktailtheque por @_venus_disturbed_

“Innovamos bastante en todo lo que ofrecemos desde las presentaciones, y en la manera que se preparan los cócteles para que visualmente sea un espectáculo para el cliente”, explica Farah. El bar está especializado en coctelería de autor y cuenta con una carta de 25 bebidas creadas in-house por Medina y Salinas. Deleted Souls es el único lugar enfocado en coctelería de la zona y es perfecto para comenzar una noche de fiesta por la Condesa. También tienen una cocina internacional que sirve pequeños platos como camarones roca, tacos de rib-eye, una receta alemana de hamburguesas y hummus.

El diseño del lugar, también a cargo de Medina, está enfocado en el funcionamiento de la barra. La altura, refrigeradores y layout están específicamente diseñados para que los bartenders puedan hacer su trabajo de mejor manera. Tanto la barra como la diversidad de producto, hacen de este bar un nicho para la profesión. “Tratamos de tener una barra en donde haya destilados desde gin, mezcal, sotol, raicilla, un whiskey, bourbon… somos bartenders capacitados en mucha coctelería clásica pero no nos cerramos a nada”, platica Salinas. Cada semana, un mixólogo invitado prueba suerte en la barra de Deleted Souls, lo que lo convierte en un punto de ebullición para la innovación. Es, según Salinas, un “bar hecho para bartenders”.

bar en la condesa deleted souls

Deleted Souls / Vía @deletedsoulscocktailtheque por @_venus_disturbed_

Los tragos son sofisticados e interesantes. El Deleted Souls, trago insignia del lugar, es fresco y paradójico. Tiene un toque cítrico y un contrastante color obscuro gracias a carbón activado, que representan la esencia del lugar. Se presenta bajo una cámara de humo que le da aroma a canela. El proceso es cuidadoso y detallista al hacer cualquiera de los tragos, desde el más complicado hasta el más simple. Jarabes de huitlacoche, fresa con queso gorgonzola y polen son algunos de sus ingredientes más extravagantes. La carta ofrece un trago para cualquier paladar.

“El nombre Deleted Souls está relacionado con este pensamiento de que con el tiempo nuestras almas van desapareciendo, pero mientras estemos aquí nos queda disfrutar”, sigue Farah. El logo, un colibrí, alude a su representación en la cultura maya como el mensajero entre la vida terrenal y el inframundo. Deleted Souls es un pequeño taller alquimista en el que los creadores, los bartenders, tienen la libertad de probar e innovar con las recetas más clásicas o los ingredientes más inusuales.


También te puede interesar:

La vuelta al mundo en ocho bares

Un recorrido por las cantinas favoritas de Carlos Monsiváis

Tres cocteles para celebrar con Campari

Gatopardo Recomienda

Ver Más