Los creadores del Hermanos Rodríguez
La historia detras de el Autódromo Hermanos Rodríguez, una de las pistas de carreras más emblemáticas de México.
agosto 21, 2018

La primera vez que el asfalto del Autódromo Hermanos Rodríguez fue pisado por los monoplaza de la Fórmula 1 era 1962. Desde entonces la pista ha sido remodelada y reinventada, ha tenido clausuras, recortes, relanzamientos. Una historia de altas y bajos que lo ha llevado a ser el circuito más veloz de la categoría a nivel mundial, lo cual se logró cuando Felipe Massa alcanzó los 364 kilómetros por hora durante el Gran Premio de México de 2015.

Esta es una lista de tres personas que han definido la historia del circuito de carreras automovilísticas más reconocido del país.

Óscar Fernández

Oscar Fernández Gómez estudió en la Facultad de Ingeniería de la UNAM, y como tesis de titulación optó por diseñar una pista de carreras de Fórmula 1. Al presentar el trabajo, uno de sus sinodales lo consideró tan bueno que se lo enseñó al entonces presidente, Adolfo López Mateos. Este proyecto escolar se convirtió en el primer circuito tipo Gran Premio de América Latina. El Autódromo de la Magdalena Mixhuca, nombre que mantuvo hasta principio de los años setenta, se comenzó a construir en 1955 y se terminó hasta 1959

Ayrton Senna (BRA) Lotus 99T, DNF.
Mexican Grand Prix, Mexico City, Mexico, 18 October 1987.

Fernández Gómez no era corredor de profesión, aunque sí era aficionado. Corrió varias veces en el Campeonato Mexicano 1/4 de Milla y lo ganó a bordo del Azteca Mexicano, un auto de 1960 que él mismo construyó y que dominó en el trazado de 5.3 kilómetros (que ahora tiene una extensión de 4.3 km).

Manuel “Chacho” Medina

La primera vez que se corrió el Gran Premio en el Autódromo Hermanos Rodríguez fue el 4 de noviembre de 1962. En la carrera de dos años después, Cacho Medina era el oficial de pista, al mismo tiempo que estudiaba arquitectura en la UNAM. Además corría en la Carrera Panamericana y el Rally de Milenio. Su afición por el automovilismo lo llevó a recorrer las mejores categorías y carreras como coordinador y cronometrista del equipo Porsche Rebaque Racing de Héctor A. Rebaque.

Keke Rosberg (FIN) McLaren MP4/2C
Mexican Grand Prix, Mexico City, 12 October 1986

Antes de empezar la carrera de 1992, la Federación Internacional de Deportes de Automovilismo exigió a las autoridades mexicanas que remodelaran el autódromo, pues las exigencias de la tecnología de ese tiempo no se alcanzaban con la ingeniería de los años 60. El encargado de hacerlo fue el arquitecto Manuel “Chacho” Medina.

“Tuvimos que hacer una serie de modificaciones a la pista como la curva espiral que estaba al final de la recta, era una curva que se cerraba . Si llegabas después de una recta, esa curva provocaba que te salieras, o chocaras, etcétera. En una F1 a 350 kilómetros por hora no se aceptaba, y además no había escape. Otro aspecto fue la horquilla que era hasta la calle de Añil, la peraltada, los pits, la torre de control y muchas cosas que ya habían caducado. Me tocó reproyectar todo eso y en 1986 arrancó en nuestro país la F1 en su segunda época”, dijo [https://www.publimetro.com.mx/mx/deportes/2018/05/08/las-mentes-detras-del-autodromo-hermanos-rodriguez.html] el arquitecto.

Eddie Cheever (USA) Arrows A10, 4th place.
Mexican Grand Prix, Mexico City, 18 October 1987

Christian Epp

Después de que la FIA reincorporó al circuito mexicano en la lista para el 2015, el circuito tuvo que volver a ser modificado, proyecto el cual lideró el ingeniero alemán Christian Epp. Descubrieron que había que remover todas las capas de asfalto que se habían acumulado desde 1959 “era como un sitio arqueológico”. El ingeniero admitió que una de los grandes retos del proyecto es que la construcción está sobre un lago, y más en caso de una pista de Fórmula 1, que no puede tener ningún tipo de ondulaciones ni levantamientos inesperados.

Fue este ingeniero el que decidió remover por completo la curva más controversial del circuito. “La curva peraltada fue una de las primeras que tuvimos que sacrificar, sabiendo que era la curva más importante, pero lo hicimos para crear otro ícono como el Foro Sol. A veces hay que estar dispuestos a aceptar un cambio que requiere el mismo deporte o sociedad”, apuntó el ingeniero.

Gatopardo Recomienda

Ver Más