Crónicas del taco: mujeres en la gastronomía callejera - Gatopardo

Mujeres en la gastronomía callejera: Las crónicas del taco

Para esta nueva entrega fue clave buscar testimonios femeninos que desafiaran la concepción de que el oficio del taquero es una labor masculina.

Tiempo de lectura: 3 minutos

“La gastronomía es la mejor herramienta de diplomacia, el mejor canal para conocer un país”, dice Hallie Davison, productora y codirectora de la serie Las crónicas del taco, que lanzó Netflix este año. Las palabras de esta mujer oriunda de Estados Unidos cobran un sentido especial cuando se trata de experimentar un país ajeno a través de su gastronomía, considerada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

Los tacos son uno de los emblemas de la oferta culinaria mexicana. Intentar definirlos es una tarea imposible pues en cada rincón de la república el binomio de la tortilla y el guiso se transforma y se adapta a las exigencias e historia de los comensales. Un signo de comunión difícilmente tiene tantas aristas como los tacos.

En la segunda temporada de Las crónicas del taco se abrió espacio para siete nuevas variantes de este platillo: suadero, cochinita, cabrito, pescado, birria, taco americano y burrito. “Los tacos dan para mucho. La parte más difícil de mi trabajo es que sé que hay historias increíbles que no hemos incluido”, dice Davison, consciente de que las interpretaciones de este manjar son tan variadas como las historias detrás de las manos que las preparan.

Para esta nueva entrega fue clave buscar testimonios femeninos que desafiaran la concepción de que el oficio del taquero es una labor masculina. “Reconocemos que el mundo del taco parece ser dominado por los hombres”, admite la productora, pero en esta producción siempre estuvo presente la asidua intención de demostrar que en el mundo de los tacos hay mujeres parrilleras y carniceras, y hombres que echan tortillas al comal.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.