Los Ángeles contemporáneo
Desde este año, The Hollywood Roosevelt Hotel es la sede de Felix LA Art Fair.
mayo 17, 2019

Los Ángeles contiene muchas ciudades a la vez. Recorrerla es encontrarse con diferentes mundos, en los que se combina lo mejor del arte, la hotelería, el comercio y la gastronomía. Se puede decir, sin temor a equivocarse, que se trata de una de las urbes más completas del continente americano.

Durante el pasado mes de febrero se llevó a cabo la primera edición de Frieze, una de las ferias de arte más relevantes del mundo, con ediciones en Londres y Nueva York. Esta nueva versión de la feria —que reúne algunas de las galerías más influyentes y a los pesos pesados del arte— significa la consolidación de la ciudad californiana como un centro innegable del arte mundial. Frieze LA se llevó a cabo en los emblemáticos Paramount Studio, y por sus corredores pasaron artistas, galeristas, curadores, entusiastas del arte y, claro, celebridades.

Una de las primeras paradas obligadas en la ciudad es el hotel Mayfair. Este tradicional edificio se encuentra en el centro, una zona que por mucho tiempo estuvo abandonada. Sin embargo, en los últimos años se han ido redescubriendo tesoros, lo que le ha permitido una segunda vida al Mayfair, donde fue, por ejemplo, la primera fiesta de los premios Oscar. Los propietarios decidieron entregar cada piso del hotel a un artista diferente para intervenir los corredores y habitaciones. Y en la terraza del segundo piso y la recepción se exhibe la obra de algún creador local. Durante este inicio de año se puede apreciar el trabajo de Kelly Risk Graval, uno de los referentes del street art en California. 

Arts District Los Ángeles

Otro de los hoteles clásicos que se ha involucrado con la escena artística es The Hollywood Roosevelt Hotel, en una de las esquinas míticas para la industria del cine. Se trata de un espacio en el que se han reunido, por décadas, los más grandes personajes de Hollywood. De hecho, en 1929 fue el lugar de la ceremonia de los premios Oscar. Desde este año es la sede de Felix LA Art Fair, una feria alternativa que permite una experiencia más íntima entre los creadores y los compradores de arte. Es una plataforma ideal para que los artistas y galerías emergentes den a conocer su trabajo.

Además de estas ferias itinerantes, Los Ángeles ofrece a sus visitantes una completísima lista de museos y galerías permanentes. La primera estación obligada es el LACMA, un museo que, desde 1965, muestra arte, historia y geografía: un espacio dedicado a exaltar lo mejor de la cultura estadounidense. Justamente durante estos primeros meses del año se inauguró una retrospectiva de Charles White, uno de los más relevantes artistas y activistas en Chicago durante la segunda mitad del siglo XX.

Otium, Los Ángeles.

Otium, Los Ángeles.

La ruta de museos lleva luego hacia Marciano Art Foundation, otro espacio dedicado a lo mejor de las artes visuales. El edificio, que en el pasado fue sede de un templo de masones, hoy contiene las mejores piezas de la colección de la familia Marciano. También alberga exposiciones temporales de los artistas más relevantes de la actualidad. Durante este primer semestre del año se puede ver el trabajo de Ai Weiwei. Luego, The Broad es imperdible. El museo, fundado por Eli y Edythe Broad, tiene en su colección permanente más de dos mil piezas, entre las que se encuentran algunos de los nombres más prominentes del arte de la posguerra, finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI. En un espacio imponente se pueden apreciar algunos de los grandes éxitos del arte reciente. Cerca de ahí se encuentra Otium, del chef  Timothy Hollingsworth, un lugar ideal para probar lo más refinado de la gastronomía angelina. 

La última parada de la escena artística es el Arts District. En los últimos años, varias galerías y centros creativos han abierto sus puertas en antiguos espacios industriales. En pocas calles se pueden encontrar grandes propuestas como The Rendon Gallery o Hauser & Wirth: perfectos para ver de cerca una selección de obras vanguardistas.


También te puede interesar:

Un hotel de paso

Hoteles irresistibles en México: Los Cabos, Cancún y Guadalajara

Cocina (no tan) dulce en Hotel Carlota

Gatopardo Recomienda

Ver Más