8M Colombia: la juntanza feminista - Gatopardo

8M Colombia: la juntanza feminista

Las mujeres colombianas tienen distintas maneras de protestar; muchas hacen de este 8M un día de luto nacional, otras se reunirán para celebrarse y gozar de su libertad. Juntas hacen la diversidad del movimiento feminista.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Hay una jornada de luto nacional, hay velas encendidas, hay marchas, hay plantones; hay intervenciones artísticas, laboratorios de creación, performances; hay inflables y calles pintadas de rojo; hay batucadas, canciones feministas de champeta, bambuco y rap; hay paseos ciclísticos; hay emisiones radiales; hay acciones de ayuda humanitaria, hay resistencia colectiva; hay murales y grafitis, chicha, arengas y gritos. En ciudades, en pueblos, en el campo. Niñas, jóvenes, ancianas, mujeres negras, mujeres indígenas, mujeres campesinas, mujeres trans. En Colombia la conmemoración del 8 de marzo será variada.

El año 2021 comenzaba y el número de feminicidios superaba el de días: según la Fundación Feminicidios Colombia, para el 13 de enero, 16 mujeres habían sido asesinadas; para el 17 de febrero, sumaban 41. Por entonces, las mujeres que integran el Estallido Feminista Nacional, un espacio de articulación de organizaciones de diferentes regiones de Colombia creado en 2018, llegaron a un acuerdo: el 8 de marzo se movilizarían bajo la bandera del luto nacional por los feminicidios y violencias contra las mujeres.

Laura Torres Betancourt, comunicadora e integrante del Estallido, recuerda:

–El luto surgió a partir de la indignación que nos produjo que el presidente Iván Duque y el gobierno nacional decretaran tres días de duelo por la muerte del ministro de Defensa. [Carlos Holmes Trujillo murió el 26 de enero por complicaciones derivadas del covid-19]. Eso fue impactante porque hemos visto que durante la pandemia aumentaron los feminicidios sin que haya un accionar eficiente y comprometido por parte de la institucionalidad. Todos los días hay mujeres y niñas víctimas de feminicidio o desaparecidas. Es indignante que al gobierno no le importe y que seamos las mujeres las que activemos mecanismos de búsqueda y acompañemos jurídica y psicosocialmente a otras.

El Estallido Feminista Nacional tiene presencia en 40 municipios, donde convoca a marchas y plantones. En Bogotá, por ejemplo, la movilización terminará en la Plaza de Bolívar con una velatón. Las mujeres que así lo quieran irán vestidas de negro con un pañuelo morado.

–El origen del luto nacional es que en este país la vida de las mujeres no importa y que por la vida de las mujeres no se hace un duelo –dice Olga Amparo Sánchez, directora de la Casa de la Mujer, una de las organizaciones feministas más antiguas del país, fundada en 1982.

Existe, sin embargo, una variación en torno a las cifras. Mientras la Fundación Feminicidios Colombia registró 227 casos en 2020, la Red Feminista Antimilitarista documentó 630. Para los observatorios de ambas, la fuente principal son noticias publicadas en prensa. Yamile Roncancio Alfonso, directora de la fundación, explica que hay muertes violentas (da el ejemplo de un disparo con el objetivo de robar) en las que no hay certeza de feminicidio y requieren de verificación. Pero Marta Restrepo López, activista de la red, dice que todo asesinato de mujeres es un feminicidio.

En cuanto a las violencias, Sisma Mujer, una organización feminista fundada en 1998, planea conmemorar el 8M con el lanzamiento de un boletín sobre lo ocurrido entre 2020 y 2021. En él señalan que, si bien los reportes oficiales indican una aparente disminución en el número de hechos violentos, esto obedece a los obstáculos que las mujeres han enfrentado durante la pandemia para acceder a canales de denuncia, como la falta de recursos tecnológicos para la atención virtual en comisarías de familia y de cupos en las casas de refugio, el colapso en las líneas telefónicas de atención y las dificultades en las valoraciones médico-legales.

Carolina Mosquera, investigadora de Sisma, enumera algunos de los hallazgos del boletín: en lo que va de 2021 una mujer fue víctima de violencia intrafamiliar cada diez minutos y en 2020, cada seis minutos y medio. El 90% de los casos registrados ese año se encuentra apenas en etapa de indagación. El 84% de las víctimas de violencia sexual son niñas y adolescentes.

La Red Comunitaria Trans, una organización que desde 2012 trabaja por los derechos de estas mujeres, sea que se encuentren en situación de vulnerabilidad, sean trabajadoras sexuales, usuarias de drogas, habitantes de calle o estén privadas de la libertad, también se une a la marcha del Estallido Feminista Nacional con dos inflables rojos que simbolizan los cuerpos de las mujeres trans asesinadas: 31 en 2020 y siete en 2021.

–Repetiremos sus nombres las veces que sea necesario para que sus cuerpos y sus vidas no queden en el olvido –dice Juliana Salamanca, su directora de comunicaciones.

Treinta y una, un número documentado por la red, no es la cantidad real de asesinatos de personas trans en Colombia, pues continúan registrándose las muertes de mujeres trans como hombres y las de hombres trans como mujeres.

–Si preguntas en el Ministerio de Salud cuántas personas trans han muerto por culpa del covid, no tienen ni idea porque en sus formatos no cuentan con la variable de identidad de género. Tampoco tienen idea de cuántas han muerto por violencia.

Y añade:

–Un flagelo en varias ciudades y regiones es la violencia policial contra mujeres trans trabajadoras sexuales. Cada fin de semana registramos casos. Los policías no respetan su identidad, las agreden físicamente y con tratos inhumanos y de tortura. Una de las consignas es también que pare la violencia policial.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.