La resistencia de la gente en Buenaventura - Gatopardo

La resistencia de la gente en Buenaventura

El puerto de Buenaventura deja riquezas enormes para una élite empresarial mientras sus habitantes padecen explotación y pobreza. Ahora, además, se encuentran en medio de grupos armados ilegales que ambicionan las rutas de transporte. Leonard Rentería, rapero y líder social, es uno de los personajes más visibles de la amplia protesta ciudadana.

Tiempo de lectura: 8 minutos

La ciudad de Buenaventura, el principal puerto marítimo del Pacífico colombiano y uno de los diez más importantes de Latinoamérica, donde circula el 60% del comercio que entra y sale del país, con una población en su mayoría afrodescendiente, atraviesa desde diciembre pasado una situación de violencia por cuenta del enfrentamiento entre los Shotas y los Espartanos, dos facciones de La Local que, junto con La Empresa, son las bandas criminales que se disputan el territorio y aterrorizan a la población.

En enero hubo al menos 25 asesinatos. Entre el 1 y el 18 de ese mes, 55 familias fueron desplazadas del barrio Pampalinda, según un comunicado de la Consultoría para Derechos Humanos y Desplazamiento (Codhes). “El 4 de febrero se reportó el desplazamiento masivo de 30 familias de los barrios Juan XXIII, Litoral, Caguán, el Otoño, la Unión y Buenos Aires”. Y el 5 de febrero 45 familias –583 personas– del barrio San Francisco tuvieron que abandonar sus casas.

“Balaceras en diferentes barrios, muertos, heridos, desplazamiento y desapariciones, además del incremento en delitos como la extorsión y el atraco, han marcado el inicio del año”, escribe el periodista bonaverense Jonathan Hurtado-Carabali en el artículo “Crisis humanitaria en Buenaventura”. El reciente envío de un destacamento de las fuerzas militares, la captura de miembros de las bandas criminales y el anuncio de recompensas para dar con otros no parecen suficientes para solucionar los problemas en el puerto.

Leonard Rentería, rapero y líder social en Buenaventura, es una de las figuras más visibles de las jornadas de manifestación y resistencia que los ciudadanos han emprendido en las últimas semanas bajo la consigna: “Si no tenemos paz, que el país no tenga mercancía”. Una de ellas fue una cadena humana por la paz que recorrió más de veinte kilómetros el pasado 10 de febrero.

En su cuenta de Twitter, Leonard registra el día a día de su activismo, artículos que publica en medios o en su blog De frente. En 2017, formó parte del comité de Paro Cívico, el movimiento ciudadano que paralizó al puerto durante 22 días y que concluyó con una serie de compromisos del gobierno nacional en salud, educación, infraestructura y acceso al agua (en Buenaventura, a pesar de estar ubicada en una región con abundantes fuentes hídricas, el agua llega día de por medio y solo por unas horas). Cuatro años después, casi no hay avances.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.