La represión en Cuba se profundizó este 2020 - Gatopardo

La gente sigue sin saber quién soy

La radio, la televisión y los periódicos del régimen cubano comenzaron una campaña de difamación contra el Movimiento San Isidro, los protestantes del 27 de noviembre y la prensa independiente, cuyas plumas seguían siendo desconocidas en la isla, hasta hace poco.

A fines de noviembre impartí una charla online a periodistas latinoamericanos sobre cómo es hacer periodismo en el contexto hostil de los regímenes autoritarios y en la ronda de preguntas alguien quiso saber si en Cuba, cuando caminaba por las calles, la gente me reconocía. No pude hacer otra cosa que reírme y responder: “En Cuba nadie sabe quién soy”.

Obviamente es una exageración, pero la pregunta buscaba saber a cuánta gente le llega el periodismo que hago dentro de esta isla, un país donde el internet llegó a los teléfonos de sus ciudadanos en diciembre de 2019 y tenerlo es un lujo y no una necesidad. Un país donde la única prensa autorizada a circular es la que está subordinada al Partido Comunista único partido autorizado de ahí que la prensa independiente sea tratada por el Estado y por pueblo inoculado por la propaganda estatalcomo una especie de demonio.

Entonces, le explique a los que me escuchaban que si bien en los últimos años la prensa independiente ha hecho un trabajo formidable al mostrar las zonas oscuras que por décadas el régimen cubano ha intentado mantener ocultas, los periodistas que hemos hecho esa labor, somos desconocidos para la mayoría de los ciudadanos, que siguen informándose por los medios de comunicación del Estado.

Un mes después de aquella charla no puedo decir lo mismo. Cuba entera conoce mi rostro. El aparato de propaganda del régimen se ha encargado de mostrárselos, pero de forma distópica.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.