La despenalización del aborto, una moneda en el aire - Gatopardo

La despenalización del aborto, una moneda en el aire

Luego de que no procediera el proyecto de destipificar como delito la interrupción del embarazo en Veracruz, el encono entre partidarios y opositores se recrudece. Mientras que las asociaciones a favor de la interrupción legal llevan ventaja, en el debate constitucional la moneda sigue en el aire.

La penalización del aborto es un asunto calcinante a nivel mundial, y el encono entre partidarios y opositores se ha recrudecido en México. El debate abunda en reflexiones médicas, biológicas, éticas, filosóficas, sociológicas y religiosas. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha reconocido la valía de estos argumentos pero, en lo jurídico, continúa sin resolver si existe vida en el embrión y si el feto es persona titular de derechos humanos;  apenas ha perfilado que los derechos de las mujeres a la salud y a la libre determinación de su cuerpo son de mayor entidad que los de los nascitūrus.

Las leyes de otros países son dispares y los pronunciamientos de sus tribunales constitucionales avivan la polémica. Apenas el 29 de junio de este 2020, con cinco votos a favor y cuatro en contra, la Corte Suprema de Estados Unidos confirmó la sentencia de 1973 en el caso de Roe vs. Wade, que sostuvo que el aborto debe permitirse a las mujeres hasta el momento en que el feto sea capaz de vivir fuera del útero materno, sin ayuda artificial. El voto decisivo, esta última vez, lo tomó John Roberts, presidente de la Corte, católico y del bando conservador, quien concluyó que no había razones suficientes para apartarse del criterio vigente a lo largo de cinco décadas.

Los tratados internacionales son en extremo cautelosos y eluden de manera intencional referirse a la protección del embrión y del feto. La Convención Interamericana de Derechos Humanos sí la establece, pero el gobierno mexicano, al adherirse a este tratado, expresó que dicha cláusula sería inaplicable en nuestro país.

En México, a las entidades federativas les corresponde legislar sobre la interrupción del embarazo y, en su caso, penalizarla. La tipificación es disímil. Sinaloa, Estado de México y Nuevo León, entre otros estados, autorizan el aborto terapéutico cuando las mujeres embarazadas corren peligro de muerte o grave daño a su salud. Yucatán también lo despenalizó cuando obedece a causas económicas graves, siempre que las mujeres tengan al menos tres hijos. Hay consenso, no exento de controversia, en aceptar el aborto legal en embarazos por violación. Guanajuato, a diferencia del resto del país, lo permite sólo en esta circunstancia.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.