El agujero negro de los desperdicio de alimentos en Ciudad de México

El agujero negro de los desperdicios en Ciudad de México

En la Central de Abasto donde laboran poco más de 90 mil trabajadores, se produce la mayor cantidad de desperdicio de alimentos de toda la capital mexicana: 561 toneladas. Por eso, aquí todos los días decenas de personas en la pobreza llegan a buscar en los basureros algún alimento que llevar a su mesa.

1.

Con capacidad para almacenar 120 mil toneladas de alimentos, en 327 hectáreas de terreno, la Central de Abasto nunca duerme: es uno de los mercados más grandes del mundo o, al menos, el estómago de la Ciudad de México, pues de ahí provienen los insumos que alimentan a 80% de sus habitantes. Se ubica al oriente, en Iztapalapa, y aunque no se trata de un lugar céntrico, miles de personas acuden a este sitio porque sus precios y calidad difícilmente pueden compararse con los de otros mercados sobre ruedas o recauderías de barrio.

Caminarlo es adentrarse a un laberinto en el que no hay tiempo para detenerse. Entre el bullicio de quienes afirman tener el mejor precio, mientras ofrecen algún trozo de piña o sandía, unas guayabas o hasta un pedazo de coco con chile y limón, y entre los chiflidos de los casi 13,800 carretilleros que pasan siempre con urgencia llevando y trayendo bolsas, costales, cajas de frutas u hortalizas es difícil percatarse de que no entra la luz natural a este megamercado. Son miles de focos y lámparas de luz artificial las encargadas de iluminar pasillos y locales; bajo éstos, cientos de personas cargan bolsas de tela, plástico o manta en donde vacían sus compras. Aquí no hay un segundo de silencio, todos gritan y anuncian lo mejor de lo mejor.

De frente, en los locales, está la mercancía acomodada. Pero si se observa con mayor detenimiento, en la profundidad se mira otra cortina que al levantarse da directamente a la zona de carga y descarga de alimentos. Ahí es adonde llegan los camiones abarrotados, descargan toneladas que se reparten a cada local de la zona y queda lo que no se vendió. Aunque este espacio de tráileres y basureros pocos visitantes lo conocen, todos los días suele encontrarse a gente que busca en los basureros alimentos que llevar a su mesa.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.