Proyecto MELiSSA: De Barcelona a Marte - Gatopardo

De Barcelona a Marte

El proyecto MELiSSA de la ESA desarrolla en la capital catalana un ecosistema transportable y autosuficiente para proveer de oxígeno, agua y alimento a los astronautas que viajarán a Marte. Por ahora apenas se llevan a cabo pruebas preliminares, pero el objetivo final es la llegada al Planeta Rojo en unos 15 años.

En la película The Martian, dirigida en 2015 por Ridley Scott, el astronauta Mark Watney (interpretado por Matt Damon), abandonado en la superficie del Planeta Rojo por sus compañeros de misión tras creerlo muerto en una violenta tormenta de polvo, logra sobrevivir durante 549 días marcianos (un 3% más largos que los terrestres, es decir, unos 18 meses en total) alimentándose de las patatas que allí cultiva.

Al ser Marte, hasta donde sabemos, un planeta carente de vida, o al menos de vida con características similares a las de la Tierra, su superficie no ofrece ninguno de los elementos que precisan los vegetales terrícolas para germinar, crecer y multiplicarse: oxígeno, suficiente luz solar, agua y nutrientes de origen mineral y biológico.

Así que el náufrago espacial, botánico de formación, debe proporcionárselos de forma artificial, disponiendo de recursos muy escasos: aporta la luz mediante potentes focos, recicla el agua (obtenida del combustible de la nave) y su orina, y abona el sembrado extraterrestre con sus excrementos tratados o con los restos no comestibles de la cosecha, todo ello en un circuito necesariamente cerrado y circular.

¿Es eso posible? El autor del best seller en que se basó el filme, Andy Weir, se asesoró minuciosamente por científicos especializados en proyectos de soporte vital para misiones espaciales de larga duración. En el libro aborda prolijos pormenores técnicos en los que lógicamente no podía explayarse el relato cinematográfico que, como todos los que quieren emplear el nombre de la nasa, fue supervisado por la propia agencia espacial estadounidense.

Todo apunta a que un sistema autosuficiente de este tipo puede ser viable, aunque seguramente nos hallamos a un puñado de décadas de lograrlo. Trabajan en ello (por separado) estadounidenses, rusos, chinos, japoneses y canadienses. Pero, de momento, el lugar donde más cerca se está de conseguirlo se encuentra en las proximidades de Barcelona.

Universitat Autònoma de Barcelona

El proyecto MELiSSA se encuentra en la Escuela de Ingeniería de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.