El Bus TV, el periodismo en Venezuela que vence la censura

El Bus TV: el periodismo en Venezuela que vence la censura

En Venezuela, donde no hay espacio para la disidencia, los medios sortean todo tipo de restricciones y censura. En plena pandemia sobreviven diecinueve diarios impresos de los 130 que circulaban hace siete años. Así aparece El Bus TV, un grupo de periodistas que, con un altoparlante, en autobuses o desde los balcones de los barrios más precarios, llevan a la gente las noticias que escapan del discurso oficial.

 

La mujer de lentes marrones deja de chatear en su teléfono móvil y levanta la vista hacia el frente del autobús. Dos hombres jóvenes acaban de subirse con un altoparlante y un marco de cartón que simula una pantalla de tele, en el que puede verse el logo de El Bus TV. La mujer mira un momento, curiosa, pero enseguida vuelve al chateo. Entonces el presentador del noticiero ambulante dice:

—Entre septiembre de 2020 y abril de 2021, de 3 500 menores de edad que entraron a Chile sin sus padres, 90% eran venezolanos. En ese periodo, 32 adolescentes venezolanos llegaron solos y caminando a Chile. Para llegar a Santiago desde Venezuela, tomando buses y atravesando caminos ilegales, los migrantes gastan, en promedio, unos 450 dólares.

La mujer levanta las cejas y mira a la niña sentada a su lado, que podría ser su nieta. Cuesta un poco entender lo que dice el muchacho del altoparlante, que hace equilibrio para no tropezar cada vez que el chofer frena, pero ha alcanzado a escucharse que lo que está leyendo, abreviado, es un reportaje sobre migración que se publicó en Armando.info, un portal de periodismo de investigación censurado por el gobierno.

El joven del altoparlante, Maximilian Bruzual, el que carga el marco, Juan Pablo Lares, y un fotógrafo que documenta la emisión, Cristian Hernández, se bajan del bus y se preparan para cruzar la calle hacia otra parada. Su noticiero duró ocho minutos —lo que tardó la buseta en recorrer desde Altamira hasta Chacao, en el este de Caracas— y ése es el tiempo promedio que tardan en dar noticias, que versan sobre asuntos de interés general —el proceso de vacunación, el registro electoral— y sobre cuestiones políticas que no se difunden en los canales de señal abierta ni en la radio ni en los pocos diarios que circulan en Venezuela, como la crisis migratoria venezolana que se considera la más grave de Latinoamérica y la segunda del mundo después de Siria, un tema vetado en los medios oficialistas, ahora, mayoría en el país. En ocasiones los voceros del gobierno han negado el éxodo masivo de 5.4 millones de venezolanos (cifras de ACNUR) y los efectos de la emergencia humanitaria compleja (96% de la población es pobre y 9.3 millones padecen inseguridad alimentaria, según informes de la ONU). El presidente Nicolás Maduro, sus ministros y diputados han denunciado estos datos como parte de una campaña de manipulación mediática.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.