Medianoche en México

En 2007, cuando la “guerra contra el narco” de Felipe Calderón se cocinaba a fuego intenso, Alfredo Corchado, periodista mexicano-estadounidense, recibió una llamada que tapizaría de noche sus días: Miguel Ángel Treviño, el Z-40, enfurecido por uno de sus artículos en el Dallas Morning News, le había puesto precio a su cabeza.  *** La US […]

En 2007, cuando la “guerra contra el narco” de Felipe Calderón se cocinaba a fuego intenso, Alfredo Corchado, periodista mexicano-estadounidense, recibió una llamada que tapizaría de noche sus días: Miguel Ángel Treviño, el Z-40, enfurecido por uno de sus artículos en el Dallas Morning News, le había puesto precio a su cabeza.

 ***

La US Highway 83 de Texas es un corredor zigzagueante y solitario salpicado de pueblos abandonados y lugares de comida rápida. Una de las principales arterias de Los Caminos del Río atraviesa paralela al río por la ciudad de Laredo. Fundada en 1755, Laredo alguna vez fue la capital de la República del Río Grande, que se estableció brevemente en oposición al general López de Santa Anna.

En 1848, los habitantes de Laredo tuvieron que tomar una decisión. Después de la Guerra de Estados Unidos y México, Estados Unidos les dio a los habitantes de Laredo la opción de quedarse en lo que ahora es territorio estadounidense, el norte del río Bravo, o mudarse al sur del río a territorio mexicano. Algunos se quedaron en el norte, no tanto por lealtad a Estados Unidos sino por cariño a la tierra. Muchos se fueron al sur a empezar de nuevo. Se llevaron sus pertenencias, sus caballos y vacas; algunos incluso fueron al cementerio, desenterraron los restos de sus seres amados y se los llevaron para volverlos a enterrar en México, en “Nuevo” Laredo. La región se conoce como Los Dos Laredos.

En la primavera de 2005, yo iba seguido a Laredo para mandar comunicados sobre estadounidenses secuestrados en Nuevo Laredo. Por lo general, evitaba ir a Nuevo Laredo, aunque estaba tratando de averiguar información sobre cómo los Zetas estaban cambiando el modelo de negocios del narcotráfico. Fue una tontería de mi parte pensar que el peligro se quedaría al sur de la frontera.

La economía de los Dos Laredos depende del comercio. Es el puerto de entrada terrestre más grande de la frontera entre México-Estados Unidos, con cuatro puentes internacionales y una vía férrea. La frontera da a la entrada de la Interestatal 35, la “autopista TLC”, y el enorme mercado estadounidense. Todo —desde frutas, verduras, televisiones y secadoras de pelo hasta estufas, refrigeradores, vehículos y drogas— se abre camino de México a Estados Unidos por este cruce.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.