Valeria Luiselli: Escribir desde el umbral - Gatopardo
Reportajes

Valeria Luiselli: Escribir desde el umbral

La escritora mexicana Valeria Luiselli, a sus 33 años, ya es dueña de una potente voz narrativa. Sus tres libros publicados han sido elogiados por la crítica internacional.

Llego antes a la cita, el café donde nos quedamos de ver está cerrado, así que me siento en una banca y espero. Esta parte de Harlem, en la calle 145 y Saint Nicholas, pulsa a otro ritmo, se parece poco a mi vecindario apenas unas cuadras más abajo, en la calle 123. Cuando leí Los ingrávidos (Sexto Piso, 2011), la primera novela de Valeria Luiselli, me di cuenta de que la narradora y yo vivíamos a unas cuadras del departamento ruinoso del poeta mexicano Gilberto Owen, en Morningside Heights, barrio donde Luiselli pasó los primeros años de su vida en Nueva York.

En la esquina de Harlem donde Valeria vive ahora hay más dominicanos, las tiendas venden yuca y plátano macho, en los estéreos de los coches suena el hip-hop, pero también bachata. Me pregunto qué de este barrio se filtrará en su próximo libro.

Han pasado seis años desde la primera vez que entrevisté a Valeria, pero la encuentro casi igual. Hoy, como ese día en la librería Rosario Castellanos, hace pausas antes de contestar mis preguntas, frunce el entrecejo, sorbe su café, se quita un mechón de pelo de la frente. ¿Está buscando la palabra exacta?, ¿está autotraduciéndose?

La miro y recuerdo la primera vez que la leí, cuando publicó su libro de ensayos Papeles falsos (Sexto Piso, 2010). El ensayo “Paraíso en obras” de pronto se detiene, Luiselli no encuentra la palabra en español para nombrar ese espacio de entrada y salida a una habitación, threshold en inglés, seuil, en francés. Eso la hace pensar en el edificio en ruinas cerca de su casa, uno de los muchos remanentes del temblor del 85. Entre los escombros se levanta un letrero que anuncia “Estamos en proceso de”, la última palabra desapareció. Así que Valeria va en su búsqueda.

Luiselli nació en la Ciudad de México, en 1983, por eso dice que pertenece a la generación “del temblor”. Antes de cumplir los dieciocho años, Valeria ya había vivido en Estados Unidos, Costa Rica, Corea del Sur, Sudáfrica e India. Regresó a México para estudiar Filosofía en la UNAM y en 2011 se mudó a Nueva York para estudiar el doctorado en la Universidad de Columbia. Desde entonces, reside en la zona norte de Manhattan con su esposo, el escritor Álvaro Enrigue, y su hija de seis años, Maia.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.