Aretha Franklin: la voz de una era
La Reina del Soul falleció esta mañana dejando un legado musical que rompió récords y transformó la música que conocemos.
agosto 17, 2018

En una de sus últimas presentaciones en televisión —tal vez una de las más recordadas— Aretha Franklin, vestida en un enorme abrigo de visón, se desgarró ante el piano que aprendió a tocar de manera autodidacta. Esa noche cantó A Natural Woman con su deslumbrante voz. La canción, escrita por Carole Kingy Gerry Goffin fue un éxito que sacudió al mundo. La crónica de ese día habla de un Kennedy Center al borde de la conmoción. El entonces presidente Barack Obama,que se encontraba entre la audiencia, soltó un par de lágrimas, pues Aretha hizo lo suyo, lo que hacía siempre y de forma natural: entregar el alma sobre el escenario.

Aretha Franklin falleció este jueves por la mañana a los 76 años de edad. La causa fue un terrible cáncer de páncreas que la mantuvo desde 2010 entrando y saliendo del hospital. Franklin, nació el 25 de marzo de 1942 en la ciudad de Memphis en Tennessee, hija de un famoso ministro bautista llamado Clarence L. Franklin y de una cantante de gospel de nombre Bárbara Siggers, que falleció cuando Aretha tenía apenas 10  años. La futura cantante se convirtió en madre a los 14 años —aún siendo una niña— y dos años después dio a luz a su segundo hijo.

Aretha Franklin, int1

Fotografía obtenida de Twitter (@BarackObama).

Entre cantantes de gospel y amigos como Sam Cooke, Aretha Franklin transformó su voz, aprendió a tocar el piano y se educó en el género que la llevó a conquistar 18 premios Grammy y a vender más de 75 millones de discos en el mundo. Fue también la primer mujer en ocupar un lugar en el Salón de la Fama del Rock & Roll, y no sólo eso, durante 40 años mantuvo el récord de La artista con más éxitos en la tabla del Billboard 100, que apenas este marzo le arrebató la rapera Nicki Minaj.

Su primer disco firmado por Columbia Records en 1960, no tuvo un éxito abrumador pero llamó la atención de diversas disqueras como RCA y la legendaria Motown Records: se pelearon por ella. A pesar de su talento —que Columbia no supo aprovechar— fue hasta 1966, en Atlantic Records, que Aretha conquistó los listados de la música R&B. Pero su verdadero triunfo llegó con su versión de Respect, la canción compuesta por Otis Redding, donde combinó vocalmente el gospel y el pop lírico, un estilo que le ganó el título de “Reina del Soul. Esta canción se convirtió en un himno del movimiento por los Derechos Civiles impulsado porMartin Luther King,  un movimiento en el que participó ella activamente junto con su padre.  Durante estos años también convirtió en éxitos mundiales y atemporales, canciones como Think, A Natural Woman y I Say a Little Pray For You, recordada por muchos como parte de la banda sonora de My Best Friend’s Wedding.

Aretha Franklin, int2

Fotografía obtenida de Twitter (@BarackObama).

Entre deudas, problemas de impuestos, peleas con Atlantic Records y un padre agonizando en el hospital por un asalto que sufrió al interior de su casa, Franklin se sumió en una terrible depresión que parecía anunciar el fin de su carrera en 1979. Lo que nunca abandonó fueron los tantos abrigos de piel que aparecieron en diversas presentaciones y conciertos, en los que además sabía moverse muy bien. Los abrigos y las lentejuelas fueron parte importante y el sello particular del ajuar de la “Reina del Soul”.

Un pequeño cameo en la película Los Hermanos Caradura, de John Landis,filmada en 1980, la revivió para una generación más joven que gustaba de películas como Pretty in Pink, Sixteen Candlesy Ferris Bueller’s Day Off. Durante esa década también colaboró con Eurythmicsy George Michaely se convirtió en la inspiración de divas como Whitney Houston, Mariah Carey o Beyoncé,que se declararon fanáticas de la cantante.

Aretha Franklin, int3

Fotografía obtenida de Twitter (@BarackObama).

Durante sus últimos años hizo pequeñas apariciones en televisión y un par de conciertos. El último fue el año pasado en la ciudad de Philadelphia. Este año tuvo que cancelar dos presentaciones en Nueva Jersey debido a su estado de salud. Según diversos medios murió rodeada de amigos y familia en su casa, pero también murió rodeada de su música y e inundada de recuerdos, en la ciudad que fue su hogar por mucho tiempo, Detroit.

Escuchar la música que hizo Aretha Franklin desde los años 60 hasta su más reciente disco, A New Me, que salió el año pasado, es reconocer un amplio rango vocal que incluyó,  jazz, soul, blues, pop, rock y hasta ópera. Durante una premiación de los Grammy en 1998, Aretha Franklinsustituyó a Luciano Pavarotti—que se reportó enfermo de la garganta— y cantó “Nessun Dorma”, el acto final de la ópera Turandot de Giacomo Puccini con su propio estilo, dejando con la boca abierta a los presentes y a los televidentes. La sorpresa fue tal que, no sólo terminó grabada en un disco, sino en la memoria histórica de la música mundial.

Aretha Franklin es la voz de una era que aún no conoce el final.

Aretha Franklin.

Gatopardo Recomienda

Ver Más