El Hilador: Un amor entre la magia, la monotonía y la muerte - Gatopardo

Un amor entre la magia, la monotonía y la muerte

El Hilador, de la dramaturga y directora Paula Zelaya, se presenta en el Centro Cultural Helénico.

Los amores imposibles son una constante en el cine y la literatura; historias en las que el público se conecta con la trama deseando el sentimiento se abra paso en circunstancias adversas. Elena y Quirón, los personajes de El Hilador, no la tienen sencilla. Él trabaja como asistente de la muerte, y por tanto, la única alternativa que tiene para poder ver a su amada Elena, es esperar a que alguien muera. 

El Hilador, historia original de la dramaturga y directora mexicana Paula Zelaya, tiene influencias de los hermanos Grimm, toques de Shakespeare, de Harry Potter y hasta de Tim Burton al tener como protagonistas a personajes inusuales, y nobles pero con destinos trágicos, como el joven manos de tijera o a Victor Van Dort de El Cadáver de la Novia.

Esta obra se originó hace algún tiempo, cuando Paula la escribió en la Universidad de British Columbia y luego la trabajó para presentarla en el Festival Fringe de Vancouver, en donde las funciones se agotaron y se convirtió tuvo un éxito tal, que que se llevó el Premio del Público.

Al frente del montaje continúan los tres jóvenes actores que llevaron (en inglés) este trabajo a Vancouver: Ana González Bello (Elena), Evan Regueira (‘Quirón) y Marcos Radosh (La Muerte), quienes ahora en español, logran un texto cercano y una sinergia muy especial gracias a cuidadosas coreografías y un gran timing cómico.

El Hilador, int1

Elena y Quirón son verdaderamente opuestos. Con un padre que se dedica a vender velas para alumbrar las casas, ella disfruta de las cosas luminosas. Mientras que el destino de Quirón, como el asistente personal de La Muerte, es mucho más sombrío.

“Aunque estamos en un mundo de magia, vemos a dos personajes con los que nos podemos identificar; no se siente un mundo distante. Él viene de un mundo de oscuridad y ella de uno con mucha luz; pero ambos tienen dentro de ellos mismos un claroscuro que les permite complementarse”, dice Regueira.

Esta historia se plantea desde el realismo mágico, al trasladarse de un mundo ficticio a la Ciudad de México, para enfrentarse a la rutina y los problemas del día a día.

“La razón por la que la gente se identifica con Elena y Quirón es porque es una relación como la que muchos hemos vivido”, explica González Bello. “Me gusta mucho una linea en la que ella le dice a él: ‘igual y lo mejor ya pasó’, porque todos hemos vivos una relación larga en la que con el paso del tiempo te preguntas qué le pasó a la emoción y a la magia. Y lo que descubren estos personajes es que eso no está mal; que las relaciones no sólo se tratan de magia -que sí, es preciosa- pero a veces ésta se transforma, y hay belleza en la imperfección”.

El Hilador, int2

Gran parte del encanto de El hilador radica además en la labor del equipo técnico: Sergio Villegas nos traslada a un teatro abandonado con una escenografía que incluye una escalera, baúles que parecen moverse y tendederos de ropa que cuelgan sobre el teatro (y que van sosteniendo las ‘almas’ que recopila La Muerte). Matías Gorlero se enfrenta al reto de participar en un montaje en el que la luz es un personaje más, y Sara Salomón viste a los protagonistas como personajes de cuento, y a la Muerte casi como un ‘Dementor’ de Harry Potter.

Mención a parte merece el trabajo de Iker Madrid, quien compuso la música original y con la misma calidad de un soundtrack de cine. La pieza en la que los personajes giran junto unos baúles sobre en el escenario es particularmente buena. El también compositor de El Último Teatro del Mundo realmente crea un nuevo universo con una partitura que valdría la pena escuchar una y otra vez.

Con un elenco, equipo, y texto hechos en México, El Hilador –la cual se presenta los domingos en el Centro Cultural Teatro II, tras una exitosa temporada en el Teatro Helénico- es una de las obras más originales y recomendables de la temporada.

El Hilador
Hasta el 30 de diciembre
Centro Cultural Teatro II
www.onceonceproducciones.com

* * *

Más en Gatopardo:

Ana Francis Mor: conseguir una vida en el teatro.

Puras cosas maravillosas: El teatro de Pablo Perroni.

La sociedad de los poetas muertos: En busca de librepensadores.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.