El no ser mestizo en México por Rodrigo Chacón - Gatopardo

El no ser mestizo

“Mestizo” es el desindigenizado. “Mestizo” es el que puede reaprender a andar bien y vivir bien; pero para eso tiene que poner sus privilegios al servicio de lxs hermanxs en resistencia: ceder espacios, apoyar como se pueda en la lucha por la vida, estorbar siempre que se pueda a quienes oprimen y despojan.

Una buena parte de los estudios antropológicos y de las discusiones sobre la identidad en este país se han centrado en la categoría “indígena”. Sin embargo, esta categoría se sostiene en oposición a la creada por un proceso no siempre claro que se ha llamado mestizaje y que se celebra como eje fundamental de la creación de una nación mexicana. ¿Cuáles son las implicaciones de enunciarse descendiente de algún pueblo indígena pero ser clasificado como mestizo? En este texto, Rodrigo Chacón enuncia varias respuestas.

Yásnaya Elena A. Gil


No soy nahua. Tengo antepasados que fueron nahuas, pero yo ya no lo soy. El estado operó en mí y en mi familia tal y como lo había planeado. Fuimos vaciados, desindigenizados, y a cambio obtuvimos ventajas relativas en la jerarquía social.

No soy nahua porque ser nahua significa existir en comunidad. Desde los registros más viejos tenemos noticia que estos grupos emparentados por lengua y cultura, pero no iguales, vivían de forma comunitaria. Taxilakalli, kalpolli, altepetl… Todas formas de organización colectiva en las que el papel del individuo no era lo preponderante.

Todos mis amigos y amigas, mis conocidos y conocidas que son llamados nahuas, cosa curiosa, pertenecen a una comunidad antes que a una cierta identidad étnica. Dicen “nosotrxs” y se refieren a “nahuas”, pero ese “nosotrxs” pasa primero por la gente de su comunidad. Dice Felipe “nosotros” y se refiere a la gente de Huejutla. Dice Fabiola “nosotros” y alude a la gente de Cuauhtotoatla. Decía Tomás “nosotros” y se refería a la gente de Tepetitla. Dice Erika “nosotros” y habla de la gente de Xochimilco. Dice Martín “nosotros” e incluye a todos en Atzacoaloya. Dice Horte “nosotros” y le chiflan los oídos a la gente de su barrio. Dice Sergio “nosotros” y los tlacontencas levantan la mano. No hay unx solx que no diga “nosotros” sin que su primer referente sea su comunidad. No hay unx solx que diga “nosotros” y pueda también abarcar, llevando la vista más lejos, a los otros pueblos.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.