Las brujas, el bar de la Roma inspirado en curandería mexicana

Las brujas de la Roma

En nuestra cultura, las brujas son más curanderas, más madres, más abuelas. Los tés, los ungüentos, los remedios con hierbas e incluso las limpias han sido parte formativa de muchos de nosotros. En Las Brujas, estos remedios se vuelven bebidas. La carta está basada en herbolaria y la curandería mexicana.

Hay cientos de leyendas urbanas en la Ciudad de México, muchas con algo de verdad y otras más llenas de ficciones. Una de las más conocidas es la historia de “la casa de las brujas”, el edificio Río de Janeiro, que está en la esquina de Durango y Orizaba, en la Roma. Guarda en sus paredes cientos de historias sobre mujeres terribles, gracias a la novela de Sergio Pitol, El desfile del amor, sobre una serie de asesinatos perpetrados en el edificio. La casa fue construida en 1908 por el arquitecto Regis A. Pigeon y remodelada en los cuarenta; por eso parece ser dos edificios en uno: por dentro luce un estilo art decó y por fuera es un castillo de ladrillo rojo. Hoy es un símbolo del barrio, con un bar y un restaurante instalados en esa esquina.

la casa de las brujas bar roma

“La casa de las brujas” es un símbolo del barrio, con un bar y un restaurante instalados en esa esquina. /Fotografías de Martín López.

Las Brujas es el bar de moda que abrió dos semanas antes del comienzo de la pandemia. Walter Meyenberg ideó el concepto y sus socios son Mercedes Bernal y Rodney Cusic (creadores de Meroma), quienes además están a cargo de los bocadillos. El bar es pequeño y acogedor. El equipo está compuesto completamente por mujeres y bajo el liderazgo de Gabriela Lozada, jefa de operaciones. “La carta está basada en la herbolaria y la curandería mexicana. Me fui al mercado de Sonora y compré 100 gramos de esto y de lo otro, hierbas que ni siquiera conocía y todas tenían un propósito medicinal. Llegué y probé todo y ya logré discernir qué usar para sodas, jarabes y cordiales. Separé un poco el concepto con el que empezó, que la gente solita lo estaba direccionando hacia allá: brujas de Europa del Este, paganismos, el diablo… todas esas cosas. Y yo lo quise enfocar más en la curandería y en la relación que tiene la mujer con la naturaleza”, explica.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.