“Nuestros recuerdos” de Clase Azul: un tequila para los mejores coleccionistas - Gatopardo

“Nuestros recuerdos” de Clase Azul: un tequila para los mejores coleccionistas

El nuevo “Clase Azul Tequila Día de Muertos Edición Limitada Sabores” es un homenaje a las tradiciones mexicanas por el exquisito sabor de su destilado, la belleza de la botella que lo contiene y la experiencia que, más que una simple compra, es una inmersión en la gastronomía y la cultura de México.

Para celebrar el Día de Muertos, Clase Azul Spirits, la primera marca mexicana de destilados de lujo, lanzó Nuestros Recuerdos, un tequila de edición limitada que empieza en 2021 y continuará cada año con una versión distinta hasta el 2025.

La pieza que inaugura esta celebración es “Clase Azul Tequila Día de Muertos Edición Limitada Sabores”, que salió a la venta el 18 de octubre. Goza de tres virtudes: lo extraordinario que es su tequila, el diseño de su licorera –un objeto digno de colección– y la experiencia que brinda.

Clase-Azul-Día-de-Muertos

Empecemos por lo primero: el tequila añejo de la edición 2021 de Nuestros Recuerdos surge de un proceso de elaboración especialmente diseñado por Viridiana Tinoco, maestra destiladora de Clase Azul. Su decisión comenzó en la selección del campo de origen y continuó hasta la forma de añejamiento. Ella es la artista detrás del tequila.

Los agaves utilizados se conocen como “agaves de terruño” porque todos provienen de un solo campo y concentran, por tanto, las características del lugar donde crecieron. Viridiana Tinoco eligió un campo ubicado en el Cerro del Viborero, en la región de Los Altos de Jalisco; por tratarse de un terreno rocoso y de relieve accidentado, le da un perfil único debido al efecto que los minerales del suelo, el clima y la fauna y flora del lugar tienen en el desarrollo del agave.

Cuando Tinoco se propuso crear “Clase Azul Tequila Día de Muertos Edición Limitada Sabores”, quiso que arrojara notas de coco dulce, clavo, café, almendra tostada y toques de chocolate. Y lo consiguió: al probarlo, el paladar se traslada al mundo de la comida tradicional del 2 de noviembre, como el pan de muerto, el champurrado y el arroz con leche.

Tequila-Clase-Azul

Alcanzar estos sabores no es fácil: se requiere de un añejamiento de catorce meses y una combinación de barricas. Una parte del tequila se añeja en barricas donde previamente hubo whiskey americano; la otra parte, en barricas de roble americano de primer uso.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.