La siguiente generación: el nuevo BMW i4 llega a México - Gatopardo

La siguiente generación: el nuevo BMW i4 llega a México

El nuevo BMW i4, que recién fue lanzado en México, es la apuesta de la armadora alemana por hacer del compromiso con el medio ambiente una experiencia de dinamismo extraordinario y confort insuperable.

A quien adquiere un auto eléctrico le importa su entorno, pero esta responsabilidad no tiene que dejar de lado el desempeño deportivo. Al contrario: el conductor de un BMW recorre el presente con tecnología innovadora y, a la vez, protege el futuro de todos.

El BMW i4 es el último lanzamiento de BMW México y, por su diseño y maquinaria, acelera nuestro corazón y nos despierta admiración por la ingeniería, el diseño y dinamismo de esta marca.

Definitivamente, BMW consiguió cambiar la conversación: ya no se trata de probar que la nueva era de movilidad es eléctrica, sino de averiguar dónde están los límites de la innovación. El BMW i4 no está solo en esta hazaña, pues forma parte de la familia BMW i, el proyecto que busca, más que hacer autos eléctricos, ser la punta de lanza en la movilidad 100% eléctrica, y el nuevo i4 está a la altura de esta misión histórica y urgente, sin perder el sentido de deportividad y de diseño aerodinámico que lo caracteriza.

BMW-i4

¿Qué tiene este auto que es tan especial y provoca tantas emociones? Se trata de un gran coupé –de cuatro puertas, pero con el diseño y sportiness de un coupé– con un diseño que atrapa la mirada por sus proporciones limpias y líneas curvas que determinan su estilo deportivo y elegante. El BMW i4 arroja a la mirada una sensación de potencia y minuciosa estética, como una nave espacial que puede surcar galaxias. Sus interiores ofrecen un vistazo al próximo milenio, conservando el lujo y la confianza que genera un BMW.

Este resultado no es fortuito; obedece a los dos objetivos con que el BMW i4 fue conceptualizado: el primero, conciliar la fuerza atlética y la elegancia en un auto deportivo; el segundo, hacer un auto que lograra comunicar una modernidad que tiene calidez humana.

Y en el interior, la tecnología del BMW i4 es tan envolvente que logra convertirse en un avanzado copiloto. Para empezar, cuenta con el BMW Curved Display, una suerte de pantalla táctil y curva donde se presenta toda la información que el conductor debe saber sobre el estado del automóvil y las condiciones del camino.

BMW-i4

Además, cuenta con un asistente personal inteligente, al que, como hacemos hoy con los smartphones, se le puede hablar para elegir la música, cambiar la temperatura, encontrar una dirección. No termina ahí, el auto comienza a aprender tus hábitos de manejo para automáticamente generar las condiciones al interior que más te gustan, incluso es capaz de entablar una conversación y hasta recomendarte un restaurante si se lo pides.

El asistente personal inteligente cuenta con un complemento: el Intelligent Personal Assistant, que utiliza sensores para apoyar la seguridad del conductor, manteniendo el automóvil en su carril o avisando de una posible colisión, por ejemplo.

El otro aspecto que hace del BMW i4 una aventura inigualable sobre cuatro ruedas es su ingeniería. Este modelo completamente eléctrico combina fuerza, para esos momentos de emoción deportiva, con la óptima funcionalidad de un vehículo para el día a día.

BMW-i4

El motor del BMW i4 eDrive40, su modelo de lanzamiento, es capaz de acelerar de cero a 100 km en 5.7 segundos gracias a sus 340 caballos de fuerza. Mientras que en su versión M5o hace lo propio en tan solo 3.9 segundos con 544 caballos de fuerza y estará disponible a la venta a mediados de 2022. Ambos contarán con un rango eléctrico de conducción de 591 km (WLTP).

Además, cuenta con toda la esencia de NextGen Joy, la apuesta tecnológica de la marca alemana por hacer liderar la nueva era de movilidad, para electrificarse y ser sustentables.

El enorme esfuerzo que BMW ha hecho por llevar a sus autos eléctricos más allá de lo convencional responde al compromiso de la marca con la sustentabilidad. El grupo BMW se ha propuesto, de entrada, reducir en 80% sus emisiones de dióxido de carbono en los próximos diez años. También, toma acciones para asegurar que la fabricación de estos automóviles sea amigable con el ambiente.

BMW-i4

Por ejemplo, el BMW i4 se produce en Múnich, en una fábrica que funciona 100% con energías verdes. Además, los metales que requieren para las baterías de alto voltaje, como el cobalto y el litio, los consiguen de fuentes controladas, es decir, que siguen las normas necesarias para cuidar del planeta y, además, en la producción del vehículo se incorpora una gran cantidad de materiales reciclados.

Es por esa visión global que el BMW i4 es una respuesta contundente y creativa al cambio climático, pero también es la prueba de que ser cero emisiones no está peleado con ser dinámico y potente.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.