Pemex invitó “empresas corruptas” a licitación de Dos Bocas
A pesar de los antecedentes de las cuatro transnacionales, la Sener aseguró que "son las mejores".
marzo 21, 2019

La Refinería Dos Bocas en el municipio de Paraíso, Tabasco, es uno de los pilares del proyecto de nación del presidente Andrés Manuel López Obrador, pese a los conflictos que se han desatado en torno a su construcción. El más reciente se relaciona con una serie de casos de corrupción en los que están involucradas las cuatro transnacionales invitadas a la licitación orquestada por Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esto, a pesar de que la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle había asegurado, a finales del pasado mes de enero durante su participación en el foro Energy México 2019 Oil & Gas Power, que el proceso se haría de manera restringida con el propósito de que las empresas seleccionadas fueran serias, especialistas y sin antecedentes de corrupción.

Los consorcios Bechtel-Technic y Worley Parsons-Jacobs y las compañías Technip y KBR, son las cuatro firmas que podrían ser elegidas como el próximo “Project Manager” de la obra con la que López Obrador planea impulsar a Pemex, cuya producción ha caído gravemente en los últimos 15 años. Según reveló Nahle durante el 81º Aniversario de la Expropiación Petrolera, celebrado en Tula, Hidalgo, el plan consiste en que Dos Bocas cueste, aproximadamente, 8 mil millones de dólares y comience operaciones en los próximos tres años.

Puerto Dos Bocas, Tabasco

La megaobra pretende tener la capacidad de procesar 340 mil barriles de crudo diario, pues contará con 17 plantas de proceso y 93 tanques y esferas.

Pemex seleccionó a las mejores empresas del mundo en construcción de refinerías, aquellas que demostraron tener una amplia experiencia en la ejecución de este tipo de obra, capacidad técnica, capacidad económica, calidad con antecedentes y prácticas de operación transparentes y con códigos de ética y responsabilidad comprobados”, aseguró.

Licitación por invitación para “evitar casos como Odebrecht”

De acuerdo con la Ley de Pemex, a diferencia de un concurso público o abierto, el esquema de licitación restringida para Dos Bocas permitió que la petrolera estatal pudiera escoger al menos tres empresas para presentar sus propuestas de construcción. La Secretaria de Energía aseguró durante la conferencia mañanera del pasado 18 de marzo que el mecanismo se había elegido por ser “la mejor opción para evitar corrupción como el caso Odebrecht”.

Pocas horas después medios como Eje Central y Forbes evidenciaron que lo dicho por la administración de López Obrador es falso, pues a cada una de las transnacionales se les relaciona con diferentes casos de corrupción en el mundo. No obstante, tanto Nahle como el titular del Ejecutivo justificaron la selección debido a que Bechtel-Technic, Worley Parsons-Jacobs, Technip y KBR “son las mejores en el mundo”.

Presidente Andrés Manuel López Obrador en conferencia mañanera

“Las investigamos y son de las más serias que hay en esta materia, la refinerías en el mundo. Lo que pasa es que nuestros adversarios actúan a la ligera. En promedio, cada una de ellas ha construido más de 100 en el mundo”, dijo AMLO al ser cuestionado sobre el tema el pasado 19 de marzo. Además, reiteró que una de ellas construyó la refinería más grande del mundo en La India con un costo de 8 mil millones de dólares y fue construida en tres años, justo con las características que tendrá la de Tabasco.

Al día siguiente, durante una entrevista con la periodista Carmen Aristegui, Rocío Nahle reconoció que no se encontraron empresas “impecables”, pero aseguró que las cuatro elegidas eran las mejores para el trabajo en la construcción de la Refinería Dos Bocas. “La selección no se hizo basada en que son la Madre Teresa de Calcuta, pues ninguna empresa constructora en el medio puede estar tan limpia”, espetó. La secretaria aseveró que la nueva administración no desea repetir errores del pasado como los casos de Cadereyta, Tula y Minatitlán, en donde “la obra quedó inconclusa”, por lo que el siguiente paso consistirá en un periodo de aclaraciones, hasta el 18 de abril, en donde se esclarecerán estas y otras dudas.

Un historial de sobornos

Technip tiene acusaciones en Estados Unidos

La firma francesa acordó el pago de 338 millones de dólares en junio de 2010, luego de ser acusada en Estados Unidos por sobornos a funcionarios del gobierno de Nigeria para conseguir contratos de construcción de instalaciones de gas natural licuado. En el caso también estuvieron involucradas otras empresas como la estadounidense KBR (anteriormente Kellogg Brown & Root), que participarían en la construcción en Bonny Island, Nigeria, valuada en 6 mil millones de dólares.

Techint y los Kirchner

Según detalló la agencia de noticias Reuters, en el caso del grupo argentino, fue su presidente ejecutivo, el multimillonario Paolo Rocca, el que fue procesado judicialmente en seguimiento a una investigación de una red de sobornos que implicaba el pago a exfuncionarios de Cristina Fernádez de Kirchner durante el proceso de nacionalización de Siderúrgica del Orinoco (Sidor) en Venezuela.

Corrupción de Bechtel en Emiratos Árabes Unidos

Forbes detalló que la familia propietaria de la constructora estadounidense fue vinculada a un caso de corrupción en Abu Dhabi luego de que utilizaron los servicios de Al Badie Group en una campaña para ganar un contrato de 600 millones de dólares para construir su planta petroquímica.

WorleyParsons antes de adquirir Jacobs

De acuerdo con la investigación de la Oficina de Fraudes Graves (SFO, por sus siglas en inglés) de Reino Unido, en 2016, el consorcio encabezado por Worley Parsons fue beneficiado por la empresa Unaoil luego de que en 2010 alcanzara un acuerdo con Leighton Holdings que más tarde, en 2011, el grupo denunció como corrupción sobre un contracto por 500 millones de dólares para un ducto en Iraq.


También te puede interesar:

Arranca construcción sin permiso de impacto ambiental

El paraíso de las ratas

Oro negro para la mafia

Gatopardo Recomienda

Ver Más