La austeridad golpea a Notimex
La ola de despidos terminó por sumarse a un complicado periodo por el que atravesaba la agencia
julio 19, 2019

“Sanjuana miente. Miente cuando dice que todos a los que despidió tenían algo que ver con la corrupción del sindicato. Éramos sindicalizados, sí, pero no todos teníamos que ver con las irregularidades que ocurrían ahí”, dice la reportera Nancy Mora, una de las 87 personas despedidas de Notimex en junio pasado.

Luego de semanas de controversia en medios y redes sociales, Notimex Agencia de Noticias del Estado Mexicano asegura estar ofreciendo el 100% de lo que le corresponde a cada trabajador. Sin embargo, en la mayoría de los casos las liquidaciones están muy por debajo. En el caso de Nancy, la cifra que le ofrecen en la negociación, no alcanza ni el 60 % por los 18 años que trabajó para la agencia.

Sanjuana Martínez

Sanjuana Martínez, directora de Notimex

El 13 de junio, su turno estaba próximo a terminar cuando Nancy Mora recibió un mensaje a través de Telegram. Su jefa, la subdirectora de fotografía, Constanza López Mazzotti le informaba que debía presentarse en la oficina de Juan Canché, subdirector de Administración. Al acudir al primer piso del número 200 de Av. Baja California, en la colonia Roma, le entregaron un documento. En él se leía que se daba “por terminada la relación laboral, celebrada entre usted y Notimex”. Ella sabía que no existía motivo laboral alguno que justificara su baja de la empresa, Canché le dio la razón, pero al ser cuestionado por la decisión, se limitó a señalar que era en nombre de la austeridad republicana.

En ese momento, una cosa era clara, para Nancy ya no había tiempo. El documento señalaba que la relación laboral con Notimex concluía ese mismo jueves 13 de junio. Pidió hablar con sus abogados, necesitaba asesorarse. Canché le dejó claro que de no firmar en ese momento, no habría oportunidad de hacerlo después ni de tener acceso a la negociación de su liquidación. Para esa fecha, decenas de compañeros ya habían sido despedidos y se sabía que los montos que les ofrecían no era equivalente, ni siquiera, al 60% de lo que por ley les correspondía.

“Decidí no firmar”, contó Nancy Mora a Gatopardo, un mes después de recibir la notificación de baja, “me dijeron que la decisión ya estaba tomada firmara o no y que a partir del siguiente día yo ya no podría ingresar a las instalaciones”. Y así fue. Nancy pasó a formar parte de los casi 100 empleados afectados por los recortes en seguimiento al memorándum que el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó el pasado 3 de mayo. Una serie de despidos que llevó a la agencia creada en agosto de 1968 y a su nueva directora, Sanjuana Martínez, a estar en medio de constantes críticas. En el memorándum, el jefe del Ejecutivo exhortaba a los servidores públicos del Poder Ejecutivo Federal a aplicar 13 recortes adicionales a la Ley Federal de Austeridad Republicana del Estado.

Andrés Manuel López Obrador hizo de la austeridad uno de sus mayores compromisos de gobierno. Según expuso en el Proyecto de la Nación, el objetivo central es eliminar los privilegios y excesos en la administración pública en beneficio de la población menos favorecida, una propuesta que quedó formalizada en la Ley Federal de Austeridad Republicana. Para lograr cumplir con dicho propósito, el mandatario enlistó 13 puntos en el memorándum del 13 de mayo entre los que destacan desocupar plazas no autorizadas, la eliminación de asesores, no aumentos salariales, eliminación de direcciones adjuntas, reducción del 30% en gastos de oficina y reducción de 50% en temas como viáticos. A primera vista y tomando en cuenta la ola de corrupción que por años ligó a funcionarios federales con desfalcos de dinero, la idea no sonaba mal.

Conferencia mañanera donde AMLO propuso a Sanjuana Martínez como directora de Notimex

Sin embargo, en Notimex el reajuste resultó turbulento. La ola de despidos terminó por sumarse a un complicado periodo por el que atravesaba la agencia, del cual, el sindicato era uno de los principales responsables. El declive al interior de la agencia comenzó hace casi 20 años cuando Conrado García ganó las elecciones para líder sindical y una serie de irregularidades comenzaron a vivirse. “Cuando Conrado García ganó en 2001, poco tiempo después de que yo obtuve mi plaza en el sindicato, comenzaron a registrarse una serie de irregularidades con las que logró tener cada vez más poder sobre la empresa” dice.

Al menos 230 de los 320 trabajadores de Notimex eran sindicalizados, con lo que la influencia de Conrado García en las decisiones de la empresa comenzó a crecer. “El líder sindical nos utilizaba para beneficio propio. Por ejemplo, en las negociaciones contractuales que se hacían cada año, él solicitaba un apoyo de la empresa al sindicato y no daba explicaciones al respecto de su uso. Había montos de hasta un millón de pesos en donde ni nosotros sabíamos en qué lo gastaba” cuenta Nancy Mora. Pero las irregularidades de García no se limitaron a temas financieros, sino que trascendieron hasta lograr cambios en los estatutos del sindicato con los que consiguió hacer efectiva su reelección. “Llegó un punto en el que las cosas ya estaban fuera de control y tanto fue el poder que acumuló que poco a poco fue colocando a su gente en puestos directivos de la agencia y por ende tenían los salarios más altos” señala.

Ella recuerda que cuando Sanjuana Martínez llegó a la agencia en marzo de este año anunció que su misión era “terminar con toda la corrupción del sindicato y con todos los amiguismos en la agencia”. Lo cual no fue del todo cierto, pues a pesar de que sí desmanteló a todo el Comité de Conrado (su gente estuvo entre los despedidos de junio), la directora de Notimex no tiene ahora cómo justificar los demás despidos. “Los cercanos a líder sindical eran como 14 personas, pero todos los demás no teníamos vínculo con él. Sí, éramos sindicalizados pero yo, por ejemplo, nunca trabajé con ellos, jamás estuve a su disposición” asegura la ex-reportera de Notimex.

Sanjuana Martínez en la feria del libro del Zócalo, 2014.

Sanjuana Martínez en la feria del libro del Zócalo, 2014.

En cuanto a Conrado García, ya en su quinta reelección, optó por entregar una carta a Juan Canché el pasado 7 de junio. A través de ésta comunicó que su decisión por dejar su cargo como Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano. Además, solicitó que se le pague en una sola exhibición y en un plazo máximo de 30 días naturales, la cantidad equivalente a siete meses de su último sueldo al 100 por ciento para que la plaza sea ocupada de inmediato. En su lugar dejó a Armando Pineda luego de una elecciones a las que solo acudieron su gente cercana. La directora de Notimex no aceptó su renuncia por lo que la designación de Pineda es inválida. Además ha solicitado que investiguen las irregularidades durante los periodos de García.

No obstante, en una entrevista publicada por El Sol de México, Sanjuana Martínez dijo “que los despedidos y los del sindicato están en una posición de ataque que los hace ver como los afectados en la película, pero nadie piensa en lo que era Notimex”. Incluso se refirió al sindicato como “una mafia” y aseguró que luego del reajuste por fin hay una redacción en paz. “La gente viene y me abraza y me da las gracias y que por primera vez pueden sentirse tranquilos. La verdad es que ellos aplicaron el terrorismo sindical. El peor”, señala la entrevista del 15 de junio.

Sin embargo, hay un punto con el que Sanjuana Martínez no cumplió. Cuando el presidente López Obrador anunció el memorándum del 3 de mayo, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, aseguró que habría una reducción del 30 % del personal en las dependencias y aclaró que ésta se haría efectiva en plazas de altos mandos de la Administración Pública Federal. En Notimex, entre la mayoría de los despedidos estuvieron redactores, choferes, gente de base que ganaba entre ocho y 10 mil pesos mensuales. “Sanjuana se contradice al decir que nos despidió por austeridad republicana cuando ella gana un sueldo bruto de 122 mil pesos y sus directivos ganan entre 30 y 60 mil pesos mensuales” señala la periodista. De acuerdo con la Nómina Transparente de la Administración Pública Federal, efectivamente, la directora de Notimex tiene un sueldo de $122,511.96, que es un sueldo neto estimado de $85,145.81.

Sueldo de Sanjuana Martínez

Sueldo de Sanjuana Martínez

Por otro lado, la nueva directora aseguró que terminaría con los amiguismos de Conrado García. Sin embargo, extrabajadores han denunciado que ella ha ejercido su propio nepotismo y ahora sus amigos ocupan puestos directivos. “Sanjuana justifica que mucha gente que despidió no cumplía con el perfil, pero la gente que ella trajo tampoco lo cumple. Incluso hay quienes no tienen ninguna experiencia. Además, si había gente que previo a su llegada no contaba con la experiencia requerida, era debido a los cambios que el propio sindicato hacía sin tomar en cuenta los perfiles”, explica. Prueba del hostigamiento que el sindicato ejercía en los trabajadores es el caso de Nancy Mora quien en sus 18 años trabajando para Notimex paso por el puesto de editora, reportera, regresó a ser editora y terminó en el área de fotografía.

En 2001, Nancy Mora comenzó como editora, un puesto que a 2018 obtenía un salario de $15, 520.95, de acuerdo con un tabulador de sueldos al que Gatopardo tuvo acceso. Estuvo en Nacionales, concursó por una plaza en el sindicato y la ganó, poco después pasó a Cultura. Por cuestiones de salud, tuvo que ausentarse por tres años, “cada día estuvo justificado con incapacidad”, aclara la periodista. Sin embargo, la ríspida relación con el sindicato comenzó a su regreso, pues Conrado García le informó que su plaza ya había sido ocupada, algo que legalmente no puede ocurrir. “Me recomendó empezar a ver por otro lugar, pero debido a mi negativa por abandonar mi lugar, me convertí en un elemento incómodo para el sindicato”, detalla.

Pasaron los meses y se abrió una plaza para reportera, uno de los puestos mejor pagados pues la persona puede obtener hasta $20,285.63. Nancy Mora consiguió la plaza y por cuatro años se desempeñó como reportera de cine. Sin embargo, de un día para otro le informaron que regresaría al puesto de editora. La decisión la había tomado el sindicato, la cual caía en la ilegalidad pues implicaba una reducción del 30% de su salario. Conrado García ignoró sus reclamos, pero ella no se dio por vencida. De ahí inició acciones legales en contra de la empresa, las cuales siguen en pie actualmente. Los cambios no se detuvieron, hace apenas un año y medio, le informaron que debería pasar a fotografía. “Yo no sabía nada de foto, yo siempre fui de escrito, pero no importó. Estuve año y medio en fotografía, aprendiendo. Yo hacía mi trabajo y que no hubiera motivo de despido. Nunca encontraron un motivo” asegura.

Cuando AMLO anunció a Sanjuana como su propuesta para la dirección de Notimex el ambiente interno de la agencia era bueno, porque “muchos confiábamos que al ser periodista y teniendo la trayectoria nos iba a ayudar contra Conrado y que por primera vez íbamos a tener elecciones limpias, abiertas”, recuerda Nancy Mora. Muchos otros empleados pasaron por la misma situación que Nancy, el sindicato tenía ya tanto poder que los cambios eran algo que debían acatar sino querían perder su trabajo. Cuando Sanjuana Martínez se presentó con los empleados, les aseguró que estudiaría caso por caso para que la gente regresara a sus puestos, a donde debían estar, pero en lugar de eso, muchos fueron despedidos en los recortes de junio.

Ante las injustificadas decisiones de la directora de la agencia de noticias, algunos empleados optaron por buscar diálogo con el presidente López Obrador. Cinco de ellos, entre esos Nancy Mora, redactaron una carta que entregaron en una mañanera al mandatario. De ahí, “los 14 “conradistas” se colgaron y a los pocos días acudieron a manifestarse frente a Palacio Nacional. Por lo que Sanjuana ha concentrado sus declaraciones en ellos cuando en realidad hay muchos más empleados inconformes que ahora exigen claridad y una liquidación total” asegura Nancy.

—Nosotros preferimos seguir al margen, no queremos que nos relacionen con los conradistas, nosotros solo queremos que se nos liquide al 100%. No pensamos seguir peleando si no hay una causa, la nuestra era que se nos liquidara de manera justa y que se dieran a conocer las cosas— explica Nancy Mora. Ahora Sanjuana pide que se investigue a Conrado García, a quien señala de ser el cabecilla de la corrupción en la Agencia del Estado y “en caso de encontrarse algo ilegal tendrá que pagar y eso es algo en lo que nosotros no vamos a intervenir”, asegura.


 

También te puede interesar:

La cultura en tiempos de austeridad republicana

14 funcionarios han renunciado durante el gobierno de AMLO

La mirada de López Obrador

 

Síguenos en Twitter

Gatopardo Recomienda

Ver Más