La ley que obliga a las empresas a atender el estrés laboral
La Secretaría de Trabajo publicó una guía Informativa para implementar estas nuevas políticas.
noviembre 27, 2019

El Diario Oficial de la Federación puso en vigor recientemente la Norma Oficial Mexicana 035-STPS-2018, “Factores de riesgo psicosocial en el trabajo-Identificación, análisis y prevención”, la cual, busca que las empresas atiendan los casos de estrés laboral entre sus trabajadores. De acuerdo con la Ley Federal de Trabajo, las empresas que incumplan con este documento, tendrán multas de hasta 26 mil 767, lo equivalente a 250 salarios mínimos. La Secretaría de Trabajo y Previsión Social puso a disposición de las empresas la Guía Informativa para incorporar políticas más flexibles y detectar aquellas personas con problemas derivados del estrés.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) afirma que el 75% de los trabajadores padece estrés laboral, superando así a países como China y Estados Unidos. Enfermedades como la ansiedad, la depresión, la falta de productividad, dolores de cabeza y la dificultad para concentrarse forman parte de los padecimientos del trabajador del siglo XXI. Una solución que se ha planteado es la integración del salario emocional como una prestación no monetaria para la reducción de estas enfermedades y lograr también la retención del talento de sus corporativos.

Imaginar espacios de trabajo abiertos, colaborativos y recreativos donde los empleados puedan meditar, leer o incluso dormir ya no es imposible desde hace unos años. Algunos corporativos de acuerdo con LinkedIn, como Google o Facebook, se han convertido en las empresas donde todo el mundo quiere trabajar por el tipo de salario emocional que reciben: cuartos acondicionados con gimnasio, cultivo de plantas para desestresarse, clases de yoga, hamacas e incluso barra de comida y bebidas gratuitas para los trabajadores son algunas de las prestaciones que perciben los empleados de estas empresas.

Según OCCMundial, el portal en línea para buscar empleo, el salario emocional es aquella retribución no económica que las empresas ofrecen a sus empleados con la finalidad de ofrecerle bienestar, altos índices de satisfacción y motivación en las actividades que realiza. Una encuesta realizada por el mismo portal arrojó que 98% de las personas que busca trabajo considera el salario emocional como un factor importante que influye en la retención de talento: actualización, plan de desarrollo, permisos para ausentarse en situaciones espaciales, flexibilidad de horario, comedor o cafetería y home office son algunas de las compensaciones que los trabajadores buscan al momento de buscar un empleo, ¿pero cómo incorporarlo en las empresas?

estrés laboral 2

¿Cómo integrar el salario emocional en las empresas?

En entrevista, Mishele León, consultora senior del Life Sciencie de Hays México, dice que el factor de estrés laboral está ligado al exceso de horas que pasan en el transporte los empleados y a que las nuevas generaciones prefieren espacios de trabajo que les permitan equilibrar su vida personal con la profesional.

Aunque corporativos globales como Google, Apple y Microsoft han incursionado en el salario emocional, en México 50% de las empresas no lo implementan como parte de sus estrategias de cultura organizacional. La implementación, según Mishele, depende mucho del tipo de empresa, los objetivos y la infraestructura.

El caso del llamado home office, por ejemplo, “sólo el 17% de las empresas lo están incorporando”, agrega. Aunque prevé que esta tendencia aumente, lo cierto es que lo esencial será trabajar sobre la base de una comunicación clara y una dinámica de trabajo que funcione sobre objetivos que se tienen que cumplir fuera del espacio de la oficina, sin mencionar, por supuesto, los recursos que tendrá que brindar la empresa para trabajar fuera.

En México, por ejemplo, el tema de la integración del home office es una realidad, el Senado de la República con 115 votos a favor, avaló la regulación y promoción del teletrabajo como una alternativa de trabajo. De acuerdo al dictamen se incluirá en la Ley Federal del Trabajo el Capítulo XII Bis Teletrabajo, donde se establece que el home office será una forma de organización laboral que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, sin requerirse la presencia física del trabajador en un sitio específico, el empleador tendrá que brindarle el equipo necesario para realizar sus actividades y establecer objetivos determinados para la entrega de las actividades.

Sin embargo, el home office no es la única forma de brindar salario emocional a los colaboradores de una empresa, los snacks saludables, servicio de comedor, el uso de vestimenta informal en ciertos días, masajes o permiso para faltar en días de cumpleaños, son otra forma de implementar el salario emocional. La permanencia de este tipo de programas, de acuerdo con León, no solamente es responsabilidad de las empresas, sino también de los propios empleados. Para integrar estos factores, el perfil del trabajador deberá tener un fuerte sentido de madurez profesional, tener compromiso con el horario y de las actividades y ser totalmente consciente de los objetivos que se plantean durante la jornada laboral.

A pesar del impulso del salario emocional por parte de empresas y de agencias de Recursos Humanos, la percepción de las personas respecto al ambiente laboral no ha sido favorable. Datos de OCC señalan que el 87% de los empleos que se ofrecen en internet no tienen algo parecido a un salario emocional, un aspecto sobre todo importante si se toma en cuenta que 50% de los usuarios que buscan empleo están entre los 24 a 37 años de edad, según señala el estudio Búsqueda de empleo en internet en México 2018 elaborado por la Asociación Mexicana de Internet.

La flexibilidad se convierte en un factor clave para las áreas de Recursos Humanos y Retención de Talento de las empresas. Hoy día una empresa que implementa alguna o varios de los salarios emocionales aumenta en cuanto a productividad y lealtad de sus empleados. Incluso, de acuerdo con el estudio Tendencias del Entorno Laboral en México 2019, elaborado por Kelly Services, 55% de los trabajadores estarían dispuestos a renunciar a un mayor sueldo o ascenso a cambio de condiciones que le permitan flexibilizar horarios, espacios y condiciones de trabajo.

Por su parte, Amanda Berenstein, Directora de Weber and Shandwick señala que el equilibrio entre vida laboral y personal y la integración del salario emocional responde a un nuevo concepto del éxito, “antes no tener vida era parte de lo que te definía y hoy estar demasiado ocupado ya no te define”, señala. La especialista además enfatizó que la integración de estas medidas es totalmente diferente al propio salario y a los ascensos, un aspecto que no debe estar ligado o condicionado.

León y Berenstein prevén un crecimiento significativo en la implementación del capital emocional en las empresas. Lo importante, de acuerdo con ellas, es empezar con cosas sencillas, pero significativas que otorguen valor a los a los empleados. Cambiar la cultura organizacional de las empresas, según apuntan, dependerá en gran medida de las empresas, los empleadores y los mismos empleados para lograr la permanencia de este tipo de beneficios dentro de los corporativos.

estrés laboral 1

Prácticas del salario emocional

Ornella Castillo es Cultural and Talent Lead de KTBO para el Media House de Coca-Cola, un proyecto conformado por tres agencias especializadas en un aspecto específico de la publicidad de Coca-Cola. Aunque el plan de bienestar comenzó con pequeñas acciones en 2017, Ornella señala que estas prácticas y planes de salud y bienestar se han implementado de manera más formal este año. Según la entrevistada no ha sido fácil la coordinación de cada una de las agencias que colabora en el proyecto, sin embargo, ha sido un referente importante para que los trabajadores tengan un equilibrio entre la vida laboral y la personal, y logren una mejor calidad de vida.

Para Ornella, el primer paso fue generar un termómetro para medir el nivel y tipo de padecimientos físicos que tenían los colaboradores. A partir de esos resultados, determinó qué opciones había en el mercado que podrían funcionar para atacar estos problemas. Y, por último, incentivó a los empleados para dedicarle tiempo a los talleres y las actividades que forman parte de este salario emocional.

Entre las dinámicas que ha logrado implementar en el Media House se encuentran: snacks saludables para todos los colaboradores, retiros con actividades recreativas para conocerse entre compañeros, talleres de cocina saludable y ejercicios funcionales dentro del espacio de trabajo. Aunque Ornella señala que es muy pronto para notar cambios en la actitud y salud de los colaboradores, ella nota un cambio en la retención del talento interno, en la satisfacción de trabajar en la marca y en la cantidad de participantes que asisten a los retiros y talleres.

La especialista señala que si bien las grandes empresas pueden presentar mayores dificultades para cambiar las dinámicas de trabajo debido a las políticas globales a las que responden, lo cierto es que también están modificando su visión de trabajo.

Gatopardo Recomienda

Ver Más