Legalizar la marihuana en México es para los más privilegiados

Legalizar la marihuana para los más privilegiados

La ley para regular el cannabis en México contiene múltiples defectos: la sustancia continúa siendo ilegal, los permisos para cultivarla favorecen a las empresas de gran capital y a los consumidores en el extranjero.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Hace un año, la diputada independiente Lucía Riojas le obsequió un cigarro de marihuana a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para recordarle aquella iniciativa que presentó en noviembre de 2018 para legalizar el cannabis. “Un paso para construir la paz es legalizar el consumo de las drogas”, le dijo en el podio de la Cámara de Diputados.

El 19 de noviembre del 2020, dos años después, el Senado aprobó la marihuana para uso recreativo, científico, médico e industrial, con 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones. La Ley Federal para la Regulación del Cannabis tendría que haber pasado por la Cámara de Diputados para su revisión y aprobación antes de que finalizara la legislatura el 15 de diciembre, cosa que no sucedió, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió extender una cuarta prórroga al Congreso de la Unión. Lucía Riojas, en entrevista con Gatopardo, señaló que durante los últimos años “el proceso dentro de la Cámara ha sido opaco, sesgado y bastante prejuicioso. Se está abordando desde la moralidad y, en ese sentido, sí ha costado darle seguimiento al tema con el nivel de discusión que requiere y merece”. 

¿Qué se aprobó en el Senado exactamente? Según Lisa Sánchez, directora general de México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), “un galimatías”. En entrevista, explica que la ley crearía un mercado legal de marihuana que permitiría la siembra, cultivo, transformación, distribución, comercialización y venta para uso adulto y lúdico a través de tres esquemas de aprovisionamiento. 

El primero, la venta al menudeo en puntos autorizados, haría posible que personas físicas o morales privadas soliciten algún tipo de licencia para participar en la producción, distribución y venta de la marihuana (en esos puntos de venta y en cantidades no mayores a 28 gramos por individuo). Existirían cinco tipos de licencias, cada una con requisitos específicos.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.