Venezuela: entre Nicolás Maduro y la Operación Libertad
Los últimos días han sido críticos para los venezolanos. Aquí un recuento de lo sucedido.
mayo 5, 2019

“Estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República”, informó el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, a través de su cuenta de Twitter.

El mensaje del funcionario fue publicado el 30 de abril a las 8:30 horas de la mañana en Venezuela. Aproximadamente dos horas después de que Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional desde el 5 de enero de 2019 y opositor a Nicolás Maduro, se aliara con un grupo de militares para liberar a Leopoldo López, quien estaba bajo arresto domiciliario.

Guaidó, quien ha sido reconocido por mandatarios de más de 50 países como el legítimo presidente interino de Venezuela, lanzó un mensaje en video durante esa madrugada convocando a la sociedad civil y a las fuerzas armadas nacionales a salir a protestar en las calles. Detrás de Guaidó estaba Leopoldo López, quien cumplía una sentencia de trece años en prisión desde 2014 al ser hallado culpable de delinquir y destruir bienes públicos. En 2017 fue trasladado a su domicilio hasta este día.

En esa grabación, Juan Guaidó dijo que las fuerzas Armadas estaban “del lado del pueblo” y Leopoldo López informó en sus redes sociales que estaba convencido de que más elementos de la fuerza militar se sumarían al proceso.

Al exhorto se unieron más opositores al gobierno actual como el diputado Freddy Guevara, quien dio cita a la sociedad civil en la base militar La Carlota y destacó que había “levantamientos militares en todo el país”. El pasado 5 de noviembre, Guevara cumplió un año refugiado en la embajada de Chile.

Para sus protagonistas este llamado es parte de la fase final de la “Operación Libertad”, un movimiento bautizado así por Juan Guaidó para confrontar a Nicolás Maduro y al chavismo. Dicha fase de la operación iniciaría con la liberación de Leopoldo López y la convocatoria a civiles en La Carlota. “Primero de mayo empieza hoy”, fue el slogan de aquel día.

Cientos de venezolanos se congregaron antes de las siete de la mañana en La Carlota para respaldar a Guaidó y López y miles lo hicieron también en diferentes ciudades de Venezuela, como lo evidenciaron las grabaciones de varios medios internacionales.

En ese momento, varios líderes internacionales comenzaron a respaldar las acciones de los opositores chavistas, como el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien emitió desde su Twitter un saludo al “Presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó”.

Juan Guaidó

“Respaldamos la exigencia de un país que quiere vivir en libertad y con dignidad. Lograr el cese de la usurpación depende de nuestra movilización en las calles”, dice Juan Guaidó. / Fotografía vía Twitter: @jguaido.

“Es necesario el más pleno respaldo al proceso de transición democrática de forma pacífica. #OEAconVzla”, escribió Almagro.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo escribió también que el país que representa apoyaba a Juan Guaidó “ahora y siempre” en la #OperaciónLibertad. Estados Unidos es uno de los más de 50 países que han respaldado a Guaidó como el presidente interino de Venezuela.

Por su parte el ministro de relaciones exteriores en Venezuela, Jorge Alberto Arreaza, consideró que se trataba de un “intento de golpe de estado” como parte de las “conspiraciones contra la democracia venezolana” que eran financiadas y apoyadas por Colombia.

Otros personajes internacionales criticaron este levantamiento, como el presidente de Bolivia, Evo Morales y el líder del grupo de izquierda, Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, quien llamó a Guaidó “una marioneta”. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, emitió un tuit con un mensaje de apoyo a Juan Guaidó.

En tanto, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, refrendó su apoyo en su cuenta de Twitter a Maduro y por su parte, México emitió una carta en la que expresaba su preocupación por los eventos violentos. La Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana llamó a ambas partes a respetar los derechos humanos.

No había terminado de amanecer cuando elementos militares comenzaron a lanzar gases lacrimógenos hacia los puntos de encuentro de civiles, según reportaron medios internacionales.

Los chavistas y seguidores de Maduro también salieron a las calles como parte de un exhorto que hicieron las autoridades venezolanas.

Ese mismo día por la tarde, Leopoldo López se refugió junto a su hija y Lilian Tintori, su esposa, en la embajada chilena en Caracas.

Antes de las 17:00 horas del 30 de abril, Gustavo Duque, el alcalde de Chacao -ciudad en donde también se suscitaron protestas- dio a conocer una cifra preliminar de 69 heridos por enfrentamientos entre civiles y fuerzas armadas. Dos eran atendidos por arma de fuego y 41 por perdigones.

A esa misma hora, el presidente de Cuba y de Brasil desmintieron vínculos con grupos de apoyo hacia Guaidó y Maduro. Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, fue quien señaló en su cuenta de Twitter a Cuba de tener posibles operaciones militares en Venezuela.

“Mañana continuamos con la ejecución de la #OperaciónLibertad. Iniciamos la fase final y estaremos de forma sostenida en las calles hasta lograr el cese de la usurpación”, fue el mensaje que dio Juan Guaidó en su cuenta de Twitter, haciendo referencia al 1 de Mayo. Leopoldo López y su familia se trasladaron a la Embajada de España porque el consulado chileno hospedaba ya a Freddy Guevara.

Por la noche, Nicolás Maduro dio su primer mensaje desde las movilizaciones que se suscitaron catorce horas antes y aclaró que aún cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas. Llamó a Guaidó un “asesino y fascista” por dirigir una operación con un grupo armado y lo responsabilizó de crear una “escaramuza golpista”.

“En los Estados Unidos no ha habido un Gobierno más loco que este. Qué desequilibrio mental puede haber en esta gente, cuánto odio” exclamó Maduro en su mensaje y desmintió el anuncio que había hecho Pompeo sobre tener un avión listo para huir a Cuba, pero que “los rusos” lo habían frenado.

Por su parte, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos, Provea, anunció que había un muerto de 24 años de edad “en el contexto de protestas” sin dar a conocer más detalles.

Al final de la jornada se reportaron más de 50 heridos por enfrentamientos y por el arrollo de civiles por parte de una tanqueta.

Nicolas Maduro

“La consigna es: ¡Resistir, Estudiar y Trabajar!”, dice Nicolas Maduro. / Fotografía vía Twitter: @NicolasMaduro.


Primero de mayo

A primera hora del día, Nicolás Maduro emitió su primer mensaje en redes sociales celebrando la recuperación venezolana de “sus recursos energéticos” hace doce años y acusó al “imperio” de querer arrebatarle al pueblo venezolano la Faja Petrolífera de Orinoco.

Los manifestantes salieron a las calles un poco más tarde de lo que lo hicieron el día anterior. A medio día habló Juan Guaidó y propuso que a partir del jueves 2 de mayo se hicieran paros escalonados que culminen en una huelga general.

El nombrado presidente en transición recorre las concentraciones y emite mensajes en sus redes sociales nuevamente dirigidos hacia las Fuerzas Armadas, aunque la tensión crece en La Carlota y en otros puntos de Caracas.

El canal internacional NTN24 y otros corresponsales denunciaron que la prensa en cobertura también ha sufrido ataques.

Por la tarde Nicolás Maduro acudió a una concentración de sus seguidores, donde lanzó advertencias contra aquellos militares que participaron en la liberación de Leopoldo López el día anterior.

Provea reportó la muerte de cuatro personas menores de 27 años de edad por impactos de bala durante las manifestaciones del martes 30 de abril y el miércoles 1 de mayo. En otras partes de la ciudad, las personas vivían el día de asueto con normalidad y hacían compras como cualquier otro día, de acuerdo con la cobertura de la BBC.

Mientras tanto, a nivel internacional se reportaban concentraciones en las embajadas venezolanas de España y Estados Unidos. El consulado venezolano en Estados Unidos reportaba manifestantes a favor y en contra de la movilización de Guaidó. Casi a las 20:00 horas de este día, la corte de apelaciones de Colombia en Estados Unidos dio a conocer que Juan Guaidó puede fungir como representante legal de Venezuela en ese país. También ese día, Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, responsabilizó al Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) por un allanamiento en su casa.

Maduro declaró que el 80% de los militares que participaron el 30 de abril en el intento de golpe interno junto a Juan Guaidó y Leopoldo López, fueron llevados bajo engaño. Dijo también que en los siguientes días mostraría las pruebas de quien “conspiró” contra su gobierno y que no le “temblará el pulso” a la hora de capturar y sentenciar a prisión a los responsables del “golpe de Estado criminal, sangriento”.

El presidente chavista convocó a una marcha el próximo 4 y 5 de mayo como una “gran jornada nacional de diálogo” para asumir un plan para rectificar los errores en medio de la batalla”.

“Hoy iniciamos la Marcha por la Lealtad Militar a la Patria de Bolívar, una clara demostración de la fuerza moral y la integridad de nuestra gloriosa #FANB, que permanece en unión Cívico-Militar, siempre preparada para defender la Paz y la Soberanía nacional”, dice Nicolas Maduro. / Fotografía vía Twitter: @NicolasMaduro.

2 de mayo

Nicolás Maduro encabezó desde las 08:00 horas una marcha junto a las Fuerzas Armadas de Venezuela (FAN) donde comunicó que el ejército es uno más consecuente, leal y cohesionado. Sin embargo, el general del Sebin, Manuel Ricardo Christopher Figuera fue destituido de su cargo al considerar que tuvo vínculos con la liberación de Leopoldo López.

En su mensaje ante los medios de ese día  desde la embajada española en Venezuela, López dijo que durante casi un mes sostuvo reuniones en su casa durante el arresto domiciliario, con generales y comandantes para “cesar la usurpación”

“Les puedo decir que lo que comenzó el 30 abril es un proceso irreversible”, advirtió..

El Tribunal Supremo de Justicia dio a conocer que un Tribunal de Caracas pidió detener a López al revocarle el arresto domiciliario por por violar la medida.

Se espera una reunión del grupo de Lima conformado por los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela para tratar la crisis política que vive el país.

Por su parte la Unión Europea dijo que apoyará la democracia, pero a través de elecciones libres y justas, de acuerdo con la Constitución venezolana, por lo que el Grupo de Contacto Internacional de la UE se reunirán en Costa Rica el 6 y 7 de mayo.

“Me parece que (Juan Guaidó) está jugando las cartas definitivas, de cómo provocar un desenlace que signifique un retorno a la democracia, espero yo, de manera pacífica”, dijo el ex Ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz para Radio Cooperativa, medio de ese país.

3 de mayo 

Juan Guaidó llamó a sus simpatizantes a reunirse ese sábado en cuarteles y bases militares para convencer a los uniformados de dar la espalda al gobierno chavista. A pesar de la carga simbólica de esta acción, aseguró que sería estrictamente pacífica.

En caso de encontrarse en una situación tensa, pidió a sus seguidores evitar los enfrentamientos, sobre todo con las fuerzas especiales de la policía bolivariana, que en la última semana dejaron cuatro muertos y decenas de heridos.

A medio día del sábado los medios reportaban un escaso éxito de su llamado, pues apenas un centenar de personas se reunieron en Caracas para dirigirse a os cuarteles militares. El grupo más grande caminó hacia la residencia presidencial, vacía desde hace años, donde fueron detenidos por policías.

5 de mayo

Para el domingo 5 de mayo el diario El País, que ha estado haciendo una puntual cobertura de la crisis venezolana, ya reportaba que el plan de Juan Guaidó para forzar la renuncia de Maduro atravesaba una nueva fase de estancamiento. El presidente interino no ha logrado mantener el poder de convocatoria tras el intento fallido de provocar una ruptura del ejército con el régimen chavista.

Aún más que el propio Maduro, la principal amenaza de este movimiento de oposición es el agotamiento de la población civil y su desmovilización tras más de tres meses de protestas en las calles. Los venezolanos sufrieron este año, además del recrudecimiento de su prolongada problemática, una crisis eléctrica sin precedentes, cortes de agua y constantes episodios de represión.

Lo que se vio este fin de semana en las calles parece mostrar que la estrategia de oposición ha perdido impulso y Venezuela empezará una semana envuelta en la incertidumbre.


También te puede interesar:

Venezuela, el país de los dos presidentes

De Venezuela a Cuba, fugitivo del pasado

Crisis del sistema de salud en Venezuela

Ver Más