El atentando contra García Harfuch representa otro fracaso del Estado

El atentando contra García Harfuch representa otro fracaso del Estado

Aunque el secretario García Harfuch haya sobrevivido, que el atentado en su contra se haya llevado a cabo y costado la vida de tres personas, a pesar de que el CNI contaba con información al respecto, representa un fracaso del Estado.

Tiempo de lectura: 3 minutos

El presidente López Obrador no puede estar satisfecho con el desempeño del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en lo que toca al atentado contra Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad de la Ciudad de México, como lo insinuó en un video que difundió vía Twitter con su valoración de una “semana difícil”. Aquí lo parafraseo: Le hemos dado mucha importancia a la inteligencia. Se tiene un centro de inteligencia para prevenir y por eso, porque se tiene inteligencia, se han podido evitar estos atentados o resultados más lamentables y graves en estos atentados. Hemos podido actuar antes. En este caso, como ya se dio a conocer, se sabía que había esta intención (de dirigir un ataque letal a García Harfuch) y se advirtió al Secretario de Seguridad Pública y por eso traía un vehículo más resistente para enfrentar cualquier agresión y él también andaba más atento, precavido, y traía apoyo.

En realidad, el aparato de inteligencia del Estado mexicano falló, pues el atentado no se previno. El Secretario de Seguridad de la capital del país recibió varios impactos de arma de fuego rumbo a su reunión diaria en la Jefatura de Gobierno. Dos de sus escoltas —Rafael O. Y Edgar G.—fueron asesinados y lo mismo le ocurrió a Gabriela Gómez, una comerciante de 26 años y madre de dos, ajena a los hechos. Entonces, cuando el presidente y el Secretario de Seguridad federal, Alfonso Durazo, afirman que el CNI —órgano encargado de velar por la integridad y estabilidad del Estado mexicano— tenía conocimiento de que un atentado se planeaba, más que tratarlo como un elogio, se debería hacer una evaluación profunda de su desempeño, pues aún “sabiéndolo” no pudo evitarse. Todo lo contrario, fue exitoso en tanto que lesionó al Secretario en pleno Paseo de la Reforma, en su ruta al corazón de la Ciudad de México, y acabó con la vida de tres personas.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.