Dr. Kershenobich: un hombre que mira de frente a la Covid-19 - Gatopardo

Dr. Kershenobich: un hombre que mira de frente a la pandemia

David Kershenobich, uno de los médicos más prominentes de México y director del hospital de Nutrición (INCMNSZ), nunca imaginó vivir estos tiempos. Ante la angustia máxima de no ver saturado el sistema de salud pública, el director de este centro Covid vive los días más difíciles de la medicina.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, inicia su conferencia de prensa diaria parada detrás del podio, frente a la cámara, con una sonrisa. “Hoy estamos de súper lujo”, dice presentando a los invitados que la acompañarán de manera virtual. Es un 17 de junio de 2020, y hablarán de la capacitación a los médicos generales, como aquellos que trabajan en farmacias particulares, para poder detectar de manera efectiva y temprana los síntomas de infección por el coronavirus SARS-CoV-2.

Entre los invitados está el Dr. David Kershenobich Stalnikowitz, director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” —uno de los centros de salud más reconocidos del país—, así como Rosaura Ruiz (secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación), Dr. Enrique Graue (rector de la Universidad Nacional Autónoma de México) y Dr. Germán Fajardo (director de la Facultad de Medicina de la UNAM).

Esta iniciativa vino de Kershenobich, quien toma la palabra. Su voz suena lejana, con eco. La conferencia se transmite por televisión y a través de redes sociales a toda la ciudad en tiempo real. En la pantalla aparece la cara de este hombre de 77 años que se asoma por la esquina inferior derecha. Se acerca al micrófono y la imagen se medio pixelea.

“Estamos convencidos de que la evidencia es quizá la mejor arma que tenemos para combatir a esta pandemia. Y dentro de esa evidencia hemos podido aprender a lo largo de estas semanas, o meses, que la mejor estrategia es la prevención y, que dentro de esto, el médico general juega un papel muy importante en lo que tiene que ver con precisamente medidas de tipo preventivo”, dice. Y procede a explicar que los médicos generales son importantísimos en canalizar al enfermo ya sea a casa o a una institución médica, y evaluar otros padecimientos que pueden empeorar su caso. Habla de las complicaciones ante la Covid-19; habla como médico, pero sobre todo como líder de uno de los hospitales reconvertidos en un centro para atender la pandemia.

Su sala de juntas está repleta de pruebas de anticuerpos al nuevo virus, que envían farmacias, clínicas, distribuidores especializados para laboratorios y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS). Las pruebas pueden ayudar a determinar cuántas personas se contagiaron y cómo ha respondido su sistema inmunológico a la infección viral. Para entonces, a mediados de junio, el número de fallecidos ha llegado a 17,580 y los contagiados a más de 150 mil. Los números resuenan. Pero meses antes, Kershenobich, como el resto del mundo, nunca imaginó estar en esta situación.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.