El dinero después del dinero. El efecto de las criptodivisas - Gatopardo

El dinero después del dinero. El efecto de las criptodivisas

Luego de la crisis económica que ocasionó la pandemia, el futuro se inclina hacia la digitalización del trabajo y, por ende, la del dinero. Las criptomonedas y el dinero electrónico parecen ser la próxima frontera. Pero ¿son realmente una solución a los problemas de nuestro tiempo? ¿o tan sólo un exceso del sistema financiero?

Cuando supe de un bar donde se podía comprar cervezas con criptomonedas en México, pensé que ir sería como asomarse a un futuro ciberpunk. Quería ver luces brillantes y detalles color cromo, un menú holográfico, algo acelerado e inasible en la calle de Medellín de la Ciudad de México. Sin embargo, aquel futuro trepidante sólo lo encontré reflejado en las servilletas, mesas y paredes del Bitcoin Embassy Bar, plagadas con el símbolo del bitcoin, esa B atravesada por dos líneas verticales de un sistema que se concibe libre y descentralizado.

“Bitcoin va más allá de una inversión o una moneda: es una ideología completa que puede transformar tu forma de ver el mundo”, dice Lorena Ortiz, psicóloga y empresaria de treinta años que organiza talleres y pláticas sobre criptomonedas y habla como si fuera un personaje de Matrix. “El dinero es un consenso social, lo inventamos entre todos y, si mañana tú y yo decidimos que una moneda digital es dinero y más gente nos sigue, el gobierno no nos va a poder controlar ni parar”, dice como si me estuviera hablando de una secta cibernética o dándome a elegir entre una píldora roja y una azul.

Hay dos cosas que siempre se mueven en la ciudad: la gente y el efectivo. El dinero fluye como sangre por las venas de las sociedades: que se compren y vendan cosas es una señal de vida. Ahora el futuro se inclina por la digitalización de este intercambio de monedas y billetes, de mano en mano, para reemplazarlo por el plástico de las tarjetas o, más intangible aun, por transacciones digitales.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.