Despertar en primavera
Una historia sobre el cruel momento en que se deja de ser niño para transformarse en adolescente.
noviembre 22, 2019

La obra no sucede en un escenario teatral convencional. Despertar en Primavera sucede alrededor del espectador, por todos lados. La música, que está a cargo del también actor Andrés Penella, traslada a los asistentes a la Alemania de finales del siglo XIX. Escrita originalmente en 1891 por el dramaturgo Frank Wedekind, la historia describe a la juventud de entonces, que no era distinta a la de ahora: curiosa, ambiciosa y con varias revoluciones en su interior. Habla de ese momento cruel en el que los protagonistas, Moritz, Melchior, Wendia e Ilse, dejan de ser niños para descubrir sus cuerpos cambiantes y los de otros.

En esta puesta en escena, el director Diego del Río trabaja con un elenco joven conformado por Luisa Guzmán Quintero, Claudia González, Lourdes del Río, Diego Virgilio, Sebastián Dante, Francisco José Gómen, Sharon Ayon y Yoalli Michelle Covarrubias, que desborda energía al interior del teatro Centro Galera, donde se presenta desde el 3 de noviembre de 2019.

Diego del Río, que ha montado entre otras obras, Las tres hermanas y La Gaviota de Chejov, y Buenas Personas de David Lindsay-Abaire, explica que a pesar de su fecha de origen, Despertar en Primavera es un texto vigente porque retrata la represión a la que se ven sometidos los jóvenes por parte de los adultos. En la obra, como en la realidad, la sociedad, la religión, la escuela y las autoridades, son parte de lo que motiva a los adolescentes a cuestionar su entorno y a empezar a construir su propio camino.

Sin embargo, la obra aborda mucho más que la rebeldía adolescente, lidia con temas como la masturbación, el suicidio, el aborto y la homosexualidad.

Elenco de "Despertar en primavera".

Elenco de “Despertar en primavera”.

Para el elenco, en el que protagonizan Ana Guzmán Quintero, Eugenio Rubio Milena Pezzi, y Luisa Guzmán Quintero, la experiencia de representar la obra dividida en dos partes, en un espacio como Galera, hace que la experiencia para el espectador sea inmersiva. La ruptura de esa cuarta pared genera una mayor cercanía entre los personajes y los espectadores, pero también pone a prueba la destreza de los actores, quienes además de personificar la historia, interpretan canciones.

En varios momentos, la censura moral hace que estos jóvenes avancen a tientas, pero las prohibiciones también aplican para los adultos de la obra, cuyo rol es asegurarse de que los adolescentes sigan el camino correcto, el dictado por la sociedad. Enrique Arce Gómez, quien interpreta al director escolar y al papá de Melchior y de otros personajes, analiza esa imposición.  “De joven te aseguran que te puedes expresar libremente, siempre y cuando sigas ese camino, pues si lo haces, vas a ser muy feliz. Pero si tu alma o tu espíritu te llevan por otro lado, eso no va ser posible,” dice.

Milena Pezzi, productora y actriz de Despertar en Primavera, interpreta a la mamá de Wendia y en un personaje distinto, a la mamá de Melchior. Ella explica que la obra también tiene la intención de demostrar que, aunque los adultos representan el establishment de la sociedad, tampoco son totalmente responsables del futuro de la siguiente generación. “La diversidad está siempre ahí y al final del día, los hijos eligen su rumbo. Las decisiones personales son lo que determina el destino”, acota.

Pese a la música y a la energía adolescente que interpretan los actores, esta historia tiene tonos oscuros y no busca aleccionar, sino lanzar preguntas.

Despertar en primavera 
Todos domingos hasta el 8 de diciembre.
Centro Galera.


 

También te puede interesar:

Diego del Río, director de teatro

Un teatro libre de tabúes

El teatro en la era de las fake news

 

Síguenos en Twitter

Gatopardo Recomienda

Ver Más