Cinco mujeres jazzistas que marcaron el 2019 - Gatopardo

Las cinco jazzistas que marcaron el 2019

Con producciones recientes, ellas pondrán en lo alto al jazz para la siguiente década

El 2019 dejó huella en la historia del jazz y las pioneras en la música del género probablemente nunca se imaginaron un listado que incluyera a cinco mujeres jazzistas dentro de lo mejor del año.

Históricamente el área de dominio de las mujeres en el jazz ha sido la fuerza vocal. Sin embargo, siempre han figurado como productoras, arreglistas, cantautoras e instrumentalistas. Tal es el caso de Irene Higginbotham, una pianista que, en 1946 era de la muy pocas mujeres en el mundo haciendo lo que ella.

Pero ya es 2020 y las mujeres en la siguiente lista marcaron el año anterior, e incluso la década, con su música.

Melissa Aldana

Melissa Aldana. Fotografía: melissaaldana.net

Melissa es una saxofonista nacida en 1988 en Santiago de Chile. Aprendió a tocar a los seis años bajo el tutelaje e influencia de su padre Marcos Aldana, también un saxofonista profesional. Por su sencillo Elsewhere, Melissa fue la única mujer nominada en la categoría Mejor solo de jazz improvisado de los Premios Grammy 2020, en competencia con el legendario saxofonista Branford Marsalis.

Durante su adolescencia, Melissa Aldana ya tocaba en clubes de Santiago y en 2005 fue invitada por el pianista Danilo Pérez a tocar con él en el Festival de Jazz de Panamá.

La saxofonista estudió en el Berklee College of Music en Boston y al graduarse, tuvo presentaciones en el histórico club de jazz, Blue Note. A los 24 años, Melissa Aldana fue la primera música mujer y la primera música sudamericana en ganar la Competencia Internacional de Saxofón Thelonious Monk, en la que su padre fue semifinalista en 1991.

Ella ha lanzado tres discos y el más reciente, Visions, que salió en 2019, está entre los mejores álbumes del año detro y fuera del género. El disco está inspirado en Frida Kahlo, con quien se compara por su experiencia como saxofonista en un campo dominado históricamente por los hombres. Visions es un álbum dinámico hecho en cuarteto con una variedad de momentos sonoros ricos en técnica e improvisación.

Miho Hazama

Miho Hazama.

Es la nueva década de los 20 y Miho Hazama tiene la batuta para liderar un inminente movimiento de big bands en una época en la que su popularidad se creía perdida. Nacida en 1986 en Tokio, aprendió a tocar piano desde los cinco años y se especializó en la música clásica, pero cambió al jazz durante su estancia en la Escuela de Música de Manhattan. Después de terminar su maestría, tuvo la oportunidad de grabar su primer disco, Journey to Journey.

Posteriormente ganó el prestigioso Premio de Composición en Jazz Charlie Parker y fundó su “orquesta de cámara” m_unit. Se ha movido entre los mundos de la música clásica y del jazz con obras para la Orquesta Filarmónica de Tokio, la Banda Sinfónica de Yamaha y en compañías internacionales de ballet.

Miho es conductora desde 2019 de la Big Band de la radio danesa, además de orquestas de jazz a las que les inyecta su pasión por ambos géneros. En 2019 salió Dancer in Nowhere, un disco de big band que abre las puertas a más géneros, estilos e instrumentos.

En el sencillo “Somnambulant” participa, por ejemplo, una guitarra eléctrica, la improvisación vocal de Kavita Shah y unos violines, sin que la mezcla exceda la superposición de sonidos. Dance in Nowhere incluye melodías originales minuciosamente arregladas, confeccionadas con la estructura de obras clásicas que adentran al oyente en las sensaciones más profundas de Hazama. El disco incluye también su propia versión de la composición “Olympic Fanfare and Theme”, que hizo John Williams en 1984 para los Juegos Olímpicos de Verano. Dancer in Nowhere es un disco que dejará huella en la próxima década y una lección para los aspirantes del jazz del futuro, además que le ganó una nominación al Grammy en la categoría Mejor Álbum de Conjunto Grande de Jazz.

Helen Anahita Wilson

Helen Anahita. Fotografía: Laura Lewis.

Helen Anahita Wilson es compositora, arreglista, cantante y multi instrumentalista. Estudió en el Conservatorio Real de Birmingham, en la Escuela de Música Guildhall y en la Escuela de Teatro en Londres

Su trabajo se enfoca en los sonidos idiosincráticos entre el clásico contemporáneo occidental, el jazz, la música de culto, e influencias musicales del sur de Asia. Diwan, su más reciente disco en colaboración con el experto en tabla,  Ustad Shahbaz Hussain, es una prueba experimental de lo que ocurre en la mente y ejecución de esta mancuerna.

Como pianista, Helen deja al descubierto en Diwan  su talentosa capacidad de cohesionar música con raíces pérsicas, canciones ortodoxas del sur de Asia y el jazz contemporáneo.

Carola Ortiz

Carola Ortiz. Foto: Noemi Elias.

Parecida en estilo a Helen Anahita, Carola Ortiz es una cantante, clarinetista y compositora nacida en 1986 en Terrassa, una ciudad española muy enlazada con el jazz. Carola ha actuado tres veces en el Festival de Jazz de Barcelona y en el Primavera Sound Festival con Rocío Márquez. Tiene cuatro discos editados con bandas propias y en 2019 dio a conocer Spriala, un álbum en el que su voz, sus letras, la influencia india, barcelonesa y berlinesa se perciben, al igual que su posición como una artista de talle internacional.

Tan solo en sus dos primeros sencillos, “Shalishe” y “Torno a Enamorar-me De Tu”, su voz y estilo son hipnóticos, abriéndose camino ente las distintas influencias musicales: Shalishe tiene sonidos idiosincráticos de la India y el segundo tema, tiene influencia balcánica, jazz y bossa nova con letras en catalán.

Angelique Kidjo

Angelique Kidjo. Foto: HankBate123

Angelique Kidjo es una cantante de Benin que se ha enfocado en sonidos de jazz, funk, R&B, latinos y de tradición de África del oeste. Su voz, su actitud y su estilo que rememoran al de una Billie Holiday contemporánea y versátil, la ha llevado a cantar en recintos tan importantes como el Carnegie Hall y en el festival de Bonnaroo.

En 2018 Angelique Kidjo fue nombrada Maestra del Jazz por la Universidad de Harvard, y es una de las mujeres de África más influyentes en el mundo. También cantó en la inauguración de la Copa del Mundo de Sudáfrica junto a Shakira en 2010.

Desde 1994 recibe nominaciones de los Premio Grammy, pero la primera vez que ganó fue por su álbum Djin Djin en 2007, seguido de Eve a Mejor Álbum Global en 2014 y Sings en 2015 en la misma categoría. En 2019 ganó de nuevp con su álbum Celia.

Las mejores canciones de Celia Cruz son interpretadas por Angelique Kidjo como homenaje a la cantante cubana, que tuvo una gran repercusión en África.  “Celia Cruz para mí es la diosa de la salsa, la reina de la salsa. Es una de esas artistas que me enseñó en una edad muy joven que mi género no define quién soy, que puedo hacer todo lo que he querido hacer”, dijo Kidjo en su discurso de aceptación por su Grammy.

Celia es un disco que convierte los éxitos de la cantante cubana en estándares dentro de una larga tradición del jazz. La canción “Sahara”, por ejemplo, refuerza la identidad afrocubana que Celia portaba con orgullo en su música y su imagen. Sin embargo, no es la primera vez que Angelique Kidjo reinterpreta un disco ajeno, pues así lo hizo con Remain in Light en 2018, original de The Talking Heads.

Mención especial: Esperanza Spalding

Esperanza Spalding, nacida el 18 de octubre de 1984 en Oregon, es una contrabajista y cantante de jazz y música experimental. Es más conocida por haberle ganado en 2010 a otros cantantes como Justin Bieber y Drake como Mejor Nueva Artista en los Premios Grammy, pese a que un o una jazzista no suelen entrar en esa categoría, si no en las propias del género

Si lo logró fue porque es un huracán musical, que en lugar de devastar todo a su paso, lo pasma y encanta. Esperanza, artista en toda su definición, fue reconocida por el cantante Prince, a quien ella constantemente homenajeaba, al decir: “creía que yo podía tocar el bajo, hasta que conocí a Esperanza”.

A los 25 años de edad, Esperanza hizo una de sus interpretaciones más memorables en la gala del Premio Nobel por la Paz.

En 2019 ganó su cuarto Grammy a Álbum de Jazz Vocal con 12 Little Spells… que reúne en cuatro partes lo que ella considera “revelaciones convertidas en sonidos, palabras, imaginario e interpretación que curan”. Con jazz experimental y su cautivadora voz,  12 little spells… progresa auditivamente como una ceremonia hechizante.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.