Vaquero del mediodia, un documental de Diego Enrique Osorno

Vaquero del mediodía: el documental sobre un poeta desaparecido

El periodista Diego Enrique Osorno se lanzó a la búsqueda del desaparecido Samuel Noyola, en un país que se convierte cada vez más en un agujero negro. Este trabajo fílmico ha sido nominado al Ariel como Mejor Largometraje Documental.

Tiempo de lectura: 3 minutos

“El poeta no tiene lugar en la sociedad contemporánea. O nace rico, o se pone a trabajar en la burocracia cultural. Entonces, o se suicida o se vuelve estúpido”, declaró Samuel Noyola en 1996. No tenía ni el dinero ni los apellidos, intentó ser siempre memorable y lo logró. Nacido en febrero de 1964, lo describen como un artista salvaje, un nómada, un poeta cuya obra era contracultural. Fue el penúltimo de nueve hijos y su padre los abandonó cuando él era muy pequeño. Creció en un barrio popular de Monterrey y a temprana edad conoció a Octavio Paz, el premio Nobel, con quien consolidó una relación fraternal.

Paz le tenía aprecio especial, lo veía como un auténtico poeta, “el más inspirado de su generación”. Incluso, lo acogió en la revista Vuelta y siendo un novato le otorgó el tercer puesto más importante, el de producción. Para el joven poeta, Paz, además de mentor, era fuente de inspiración. Esa conexión, lejos de impulsarlo, llevó a Noyola a enfrentar la mezquindad de la élite cultural mexicana. Buena parte de eso también se debió a un incipiente deseo por ser detestado, a lo que se sumaba su apabullante personalidad, que llevó hasta las últimas consecuencias y de la que no se tiene rastro desde hace diez años.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.