Parir en la pandemia (segunda parte) - Gatopardo

Parir en la pandemia (segunda parte)

Ninguno de los dos quería pronunciar en voz alta la posibilidad de que eso fuese algo más que una simple gripe. La cosa pintaba de lujo. Una nena de 13 días en la cuna y nosotros sin poder movernos. La bromita del destino se estaba pasando de la raya.

Tiempo de lectura: 18 minutos

Hace dos meses que nació Martina y no hemos visto la torta por ningún lado. ¿Será que es difícil traer algo bajo el brazo cuando se nace en medio de una pandemia? O quizás la buena noticia es que ella nació con la fuerza necesaria para superar semejante situación y que eso ya es una inmensa torta. Cumple 64 días de vida y mientras se ríe y patalea, el presidente de Estados Unidos baja apurado a esconderse en el bunker de la Casa Blanca; otro policía blanco asesina a un civil negro, y como respuesta, algunos de los seres pensantes que aún quedan en ese país, decidieron romper un poquito las calles de sus ciudades en crisis, mientras el virus mata gente a lo loco.

Pipina llegó a un planeta realmente espantoso que ha superado con creces la ficción. Es un panorama digno de un película descabellada, solo posible en la cabeza de un gringo. Cine de catástrofe sin final feliz.

Semanas atrás mis padres llegaron de Chile a ver a Martina y se alquilaron una casa a dos cuadras de la mía, sin saber que sería el lugar donde pasarían encerrados varios meses de su vida. Mi padre es un joven de 80 años y mi madre, una joven que lleva una considerable cantidad de años ocultando su edad. Intuíamos que una nena recién nacida y un abuelo de 80, no era la mejor combinación posible en contextos de pandemia, sin embargo, el miedo no se manifestaba del todo aún, así que, cada tanto, los abuelos venían a casa ver a su nieta.

Mientras tanto España e Italia llegaban al pico de curva, generando una mínima luz al final de camino. América se convertía en el foco de la infección mundial. Somos el continente más rebelde del mundo y también el más impredecible. Los asiáticos tienen poblaciones extremadamente pobres, pero estados tremendamente ricos, y eso sumado al carácter autoritario de algunos gobiernos, logró controlar la pandemia, mientras nosotros la veíamos venir.   

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.