El T-MEC no es perfecto, pero hay que aprovecharlo

El T-MEC no es perfecto, pero hay que aprovecharlo: exembajadores

Reunidos en el North Capital Forum, tres exembajadores de Norteamérica hablaron de las oportunidades que brinda el T-MEC y que los países firmantes podrían aprovechar más. La integración económica de la región necesita, entre otras cosas, que las poblaciones conozcan estas oportunidades, que haya liderazgos fuertes del sector privado y la sociedad civil, y que los gobiernos se coordinen con mayor eficacia.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Tres exembajadores de la región de Norteamérica coincidieron en que si bien el T-MEC no es la plataforma perfecta, sí crea muchas oportunidades para integrar mejor las economías de los tres países. Por lo tanto, dijeron, hay que aprovecharlas e incluso comunicar de manera más accesible y difundir de forma extensa las posibilidades que el tratado otorga a las poblaciones de estos países. El exembajador de México en Estados Unidos —Gerónimo Gutiérrez—, el de México en Canadá —Dionisio Pérez-Jácome— y el de Canadá en México —Pierre Alarie— manifestaron este consenso en el encuentro “Fortalecimiento de la relación trilateral”, dentro del marco del North Capital Forum que organiza la U.S.-Mexico Foundation.

Para ahondar en ello, destacaron que el T-MEC hace que los tres países firmantes tengan acceso a los dos grandes océanos que bordean el continente (el Pacífico y el Atlántico) y a otros recursos naturales de importancia, y que incluso pueden aprovechar el bono demográfico de México, Estados Unidos y Canadá. Por lo tanto, coincidieron de nuevo en que el tratado comercial hace de Norteamérica “una mejor región”.

¿Qué, entonces, hace falta para que los tres países saquen más provecho del T-MEC? Cada exembajador aportó uno o dos ejemplos valiosos para responder esta pregunta. Pérez-Jácome dijo que se necesita mejorar la coordinación al nivel de los gobiernos estatales para fortalecer las políticas del tratado y añadió que uno de los mayores retos será idear un plan de infraestructura más amplio para mejorar las carreteras, aeropuertos y puertos entre las fronteras.

Por su parte, Pierre Alarie, quiso ir más allá de las relaciones entre los gobiernos y advirtió que el foco debe estar en las personas: las poblaciones de estos países necesitan entender las posibilidades que brinda el T-MEC. Para dar un ejemplo, explicó que actualmente hay menos de seis mil estudiantes mexicanos en Canadá y casi cinco mil estudiantes canadienses en México, por lo que deben fortalecerse las oportunidades académicas y laborales para los habitantes. Al respecto, destacó que uno de los grandes pendientes es crear un marco político para mejorar el sistema de migración y apuntó que casi cien mil mexicanos viven en su país.

Los tres coincidieron en que, además, hacen falta liderazgos fuertes en la iniciativa privada, en la sociedad y en todos los sectores que involucren a los países como región, pues hay poco entendimiento entre las partes. En ese sentido, Gerónimo Gutiérrez recordó que desde hace tiempo se ha hablado de que Norteamérica debe posicionarse como un agente económico, pero aún no se ha definido qué significa esto en términos de capitalizar las oportunidades que crea el T-MEC.

Durante la conversación en el North Capital Forum, los exembajadores reconocieron que la pandemia de covid-19 puso en evidencia la interdependencia que tienen los tres países respecto a las cadenas de suministro. A partir de esa experiencia —que causó retrasos en las exportaciones e importaciones y significó un gran obstáculo para el comercio, con efectos graves en las economías—, los diplomáticos advirtieron que se deben mejorar las políticas para que aumente la producción y la región se vuelva más competitiva.

En el último día del North Capital Forum, que tuvo lugar del 28 al 30 de septiembre en la Ciudad de México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que la relación de México con estos dos países se encuentra en “un momento muy especial”, por lo que hizo un llamado a seguir construyendo alternativas con el fin de acelerar la integración de Norteamérica, algo que también dijeron los exembajadores durante su conversación. En específico, el canciller Ebrard reconoció que Norteamérica tiene una oportunidad “muy grande para crecer más rápido, para integrar sus cadenas de valor y para proteger su seguridad alimentaria, energética y tecnológica”.

Acerca de México, Ebrard puntualizó que el mayor desafío de nuestro país es aumentar el valor de su economía, crecer a más del 2% y reducir la desigualdad. Al respecto, la semana pasada la OCDE ajustó su predicción para el crecimiento de México en 2023 a 1.5% y, hace algunas semanas, los criterios generales de política económica —contenidos en el Paquete Económico que el Ejecutivo envió a la Cámara de Diputados— recibieron duras críticas por parte de muchos especialistas, pues la Secretaría de Hacienda, para hacer sus cálculos del presupuesto, usó el valor extremo de su rango de predicción del crecimiento del PIB para 2023 (el 3%, cuando el valor inferior es 1.2%), a pesar de que otras estimaciones, como la del Banco Mundial o la de Banxico, indican que el PIB mexicano crecerá 1.9% o 1.6%, respectivamente.

El North Capital Forum fue organizado con el objetivo de profundizar y entender mejor los desafíos de la región de Norteamérica y construir soluciones conjuntas. El evento busca reunir a miembros tanto de los gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá como a actores del sector privado.

Te recomendamos: “El presupuesto del gobierno para 2023 se pasa de optimista“.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.