Mañana es nunca: Pemex ante la urgencia climática - Gatopardo

Mañana es nunca: Pemex ante la urgencia climática

Los mercados de capital está dando ciertas señales sobre la transición energética; prueba de ello son los cambios recientes en Chevron, Shell y Exxon. Sin embargo, en detrimento de la población e incluso de su rentabilidad, Pemex continúa en el rumbo de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Veinte compañías petroleras han contribuido con un 35% de las emisiones de dióxido de carbono y metano que están relacionadas con la producción de energía, desde 1965, de acuerdo con el Climate Accountability Institute, un centro de investigación sobre el cambio climático y los efectos que este tipo de empresas tienen en él. Las petroleras argumentan comúnmente que no pueden ser responsables de cómo se utilizan sus productos, pero desde hace varios años hay más presión y algunas tendencias apuntan hacia una transición energética para reducir las emisiones netas de gases de efecto invernadero, que son la causa principal del calentamiento global.

El 26 de mayo pasado ocurrieron tres sucesos importantes al respecto. Primero, el 61% de los accionistas de la empresa Chevron votaron para que reduzca su huella de carbón; si bien la decisión no delinea un plan específico sobre metas, plazos ni estrategia, está claro que los inversionistas quieren un compromiso corporativo más favorable y decidido con el medio ambiente.

En segundo lugar, un pequeño fondo activista de inversiones llamado Energy No. 1, que posee apenas el 0.02% de Exxon Mobil, logró obtener por lo menos dos lugares (podrían ser tres, pero el conteo de votos continúa durante la redacción de estas líneas) en la junta directiva de esa empresa, compuesta por doce miembros. Los espacios que ocuparán Gregory Goff y Kaisa Hietala procurarán cambiar la dirección de la compañía en lo que toca a sus esfuerzos por mitigar el cambio climático.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.