Informe IPCC: presión a los gobiernos ante el cambio climático -

Informe IPCC: presión a los gobiernos ante el cambio climático

El último informe sobre el estado del clima del IPCC se diferencia de los anteriores en que señala más decididamente las omisiones de los gobiernos para atender el problema. Los próximos años serán cruciales: reduciremos la tendencia de las emisiones de dióxido de carbono o continuará su incremento exponencial.

Varias reacciones al informe más reciente del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) se centran en la resignación y la desolación por el fin del mundo. No es para menos, pues este informe –el sexto– sobre el estado del clima presenta un futuro muy adverso para la humanidad en caso de no hacer –ya mismo– lo que se necesita para frenar la situación.

“Una de las lecciones más importantes del informe es que los objetivos del Acuerdo de París no se van a alcanzar”, comenta Carlos López Morales, investigador en economía ecológica de El Colegio de México. Esa lección trae consigo otros pronósticos que deben ser tomados con seriedad: es muy probable que en los próximos treinta años se supere la barrera de aumento en la temperatura, fijada en 1.5 ºC por el Acuerdo de París; el planeta tardará millones de años en regenerarse de muchos daños infringidos en el pasado y en el presente, en especial, por la cantidad de dióxido de carbono y metano lanzado al ambiente; los fenómenos naturales extremos de los últimos años tienen una relación incontrovertible con la actividad humana. En general, los resultados que se hicieron públicos el lunes 9 de agosto exponen la base física del cambio climático, es decir, los efectos físicos y químicos que tiene y ha tenido el desarrollo económico en el planeta.

Todo esto se pudo haber prevenido, si en su momento hubiéramos atendido realmente lo dicho por el propio IPCC desde 1988. La institución representa uno de los contados esfuerzos globales para hacer frente a la crisis climática, tiene respaldo internacional –al ser parte de la ONU– y sus estudios son posibles gracias a la colaboración científica efectiva; por ejemplo, en esta edición participaron 235 personas expertas de 66 países distintos.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.